DE HAITÍ A DETROIT

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 14.01.18

Así, los enemigos de Trump repetirán pataleta en 2020

LA compañía FIAT Chrysler (FCA) anunció el jueves que traslada su producción de camionetas de México a Michigan en EE.UU. La fabricación pasará de El Saltillo mejicano a la localidad de Warren, cerca de Detroit ya en el 2020 y creará 2.500 empleos. La región de Detroit, otrora capital de la producción automovilística, se hundió en la desindustrialización, el paro, la pobreza y el crimen hace décadas. Esta noticia es para sus habitantes un acontecimiento milagroso. LA FCA anunció que vuelve a fabricar allí por la reforma fiscal.
Pero se habla poco de eso porque Trump volvió a demostrar que es un racista, dicen. Eso cuando acaba de declarar Fiesta Federal como «Día de Martín Lutero King» el próximo día 15 de enero. Resulta que en una conversación privada Trump se refirió a algunos países del Tercer Mundo como «agujeros de mierda» (shitholes). Llamar agujero de mierda a Haití o Somalia o Salvador está feo. Aunque seguro que Trump no es el primero en pensarlo o decirlo. Pero dicho por Trump eso es un escándalo mundial que ha movilizado hasta a la ONU, esa que llama «genocida» a Israel, insulta a EE.UU. casi a diario y protege a regímenes criminales que no insultan sino ahorcan, fusilan y torturan. Es intolerable, dicen, un exabrupto en una conversación privada. Merece una condena universal si es de Trump, el hombre más insultado, injuriado y difamado públicamente por periodistas, políticos y comediantes del mundo entero. ¿Cómo se le ocurriría? Cuando Haití es Suiza y todos quieren mandar a sus hijas a Somalia a estudiar. Quizás sea menos racista constatar que Haití está hecho una mierda que pedir donaciones para Haití y que llegue a su destino menos del 10% de millones recaudados. Eso hizo la Fundación Clinton, según publicaron diversos medios.
Con el comienzo de año más espectacular en la Bolsa desde hace mucho tiempo, The New York Times, enemigo mortal de Trump, siempre con su portada repleta de titulares contra el presidente, abría ayer con este título: «Tightest Job Market in Years Aids Applicants Once Shunned». La ingente demanda en el mercado laboral ayuda a quienes antes buscaban trabajo inútilmente. «La escasez de mano de obra da oportunidades a quienes eran evitados por las empresas, como trabajadores con antecedentes penales, minusválidos o parados de larga duración». El paro en las comunidades negras baja a mínimos históricos. La economía norteamericana genera la demanda de mano de obra más feroz en décadas. Las televisiones especializadas en el «odio eterno al facha de Trump» no tienen hueco para eso. Proclaman día y noche que Trump es racista, machista y está loco. Pero en Warren, Michigan, en todo EE.UU. entre los minusválidos, parados de larga duración y población negra marginal que estrenan empleo, la opinión sobre Haití importa poco. Importa, junto al trabajo, la seguridad. Y si Trump les da ambas cosas, los enemigos de Trump volverán a patalear en 2020. Ni «impeachment» ni inhabilitación ni gaitas. Si quieren deshacerse de él, tendrán que matarlo.
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

POR EVITAR MALES MAYORES

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 13.01.18

Otra vez habrá, salvo sorpresa de última hora, una Gran Coalición en el gobierno de Alemania. Otra vez vuelve lo que, antes y después de las elecciones del 24 de septiembre, se descartó con rotundidad en los dos grandes partidos, el democristiano CDU/CSU y el socialdemócrata SPD. Es difícil recordar una alianza más forzada y desde un principio menos apetecida, menos ilusionante, menos prometedora. Se unen los que no se quieren unir, porque no hay más remedio, con unos líderes cuyas carreras agonizan –Angela Merkel, Martin Schulz– y bajo el lema con el que titulaba ayer tarde el diario «Sueddeutsche Zeitung»: «Todo lo demás sería peor».
En realidad, todo está dominado por un partido ausente de estas negociaciones como de las anteriores. La Gran Coalición, su programa inicial –sin subida de impuestos y con topes a la inmigración–, la angustia por lograr un acuerdo sin aliciente alguno y el miedo cerval a unas elecciones, todo se debe a la radical novedad que produjeron las elecciones de septiembre: la irrupción en el Bundestag con 93 escaños del partido derechista «Alternative für Deutschland» (AfD). Su triunfal entrada al parlamento con el voto de la derecha abandonado por Merkel ha cambiado radicalmente todo. Demonizada y tachada de ultraderechista por todos los demás, la AfD ha roto el consenso alemán cuya máxima expresión es la gran coalición. Su existencia disuadía de la gran coalición porque con ella la AfD es la principal fuerza de la oposición en el Bundestag. Pero también obligaba a la gran coalición porque se teme que en nuevas elecciones el AfD siga creciendo.

Merkel había intentado formar un gobierno con los Liberales (FDP) y los Verdes. Aquel intento con dos partidos antitéticos fracasó estrepitosamente. Después solo quedaban dos opciones, la gran coalición o nuevas elecciones. El pánico a la segunda obligaba a la primera. Su principal, quizás única virtud, será acabar con el gobierno en funciones y transmitir en Europa la sensación de que se desatasca la crisis alemana. Pero no se sabe hasta qué punto. Ni hasta cuándo.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

GALLARDOS CAUDILLOS

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 12.01.18

La Nación española tiene otra prueba de lo poderosa que es con la ley en la mano

PUEDE que sea una nueva estratagema para demostrarnos que, más allá del ADN fino y francés de los catalanes y el tosco y canalla africano de los habitantes del resto de España, es cierto que somos tan distintos los demás españoles de ellos. De ellos, los separatistas. Porque el espectáculo que nos dan estos días todos los cabecillas del golpe de Estado en Cataluña es algo que tiene muy poco de español. Algunos lo verán como una prueba de las virtudes del pragmatismo. También puede entenderse como una simple añagaza para salir de la cárcel. Pero también es el mayor alarde de cobardía visto en tierra española en siglos. Como la demostración de la peor falta de gallardía y honor de quienes estuvieron muy dispuestos a asumir inmensos daños para otros e intentan evitar todo perjuicio propio. Cobardía de máxima pureza. Algo impropio de España donde siempre hay valor y gallardía individual que, si no compensan, sí consuelan por debilidades y cobardías. Si los golpistas de la Generalitat en 1934 huyeron por las alcantarillas ante cuatro tiros del general Batet, las cloacas son hoy esa retractación falsaria que evidencia la ínfima calidad y catadura. Hubo un tiempo en el que los nacionalistas encarcelados por atentar contra el Estado morían de huelgas de hambre. Estos hoy no perdonan una merienda.
Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, son máximos dirigentes de la ANC y de Òmnium Cultural, dos de los más aguerridos caudillos separatistas que desde hace años amenazan a los españoles con catástrofes si no se avienen a sus planes de ruptura de España, su Nación y Estado. Ayer, ante el juez, los Jordis juraron fidelidad incondicional a la Constitución. Si le ponen el himno de la Guardia Civil o la Legión, habrían desfilado por el despacho judicial. Gastaron millones de euros y de horas laborales en hacer daño a España. Estafaron a la sociedad. Ahora dicen que todo eran actos simbólicos, poco menos que una broma. Ni rastro ya de provocaciones, amenazas y ultimátums. Todo gracias a Estremera.
También rectificó Joaquim Forn, tan agresivo y provocador él que llegó a amenazar a Guardia Civil y Policía Nacional con que los Mozos de Escuadra les harían frente. Ahora dice que él no mandaba y los Mozos golpistas estaba a las órdenes de Josep Lluis Trapero. Que por cierto aún no está en la cárcel. Como Artur Mas, todos echan la culpa al prójimo. Peor aun, al subordinado. Mientras estos se retractaban de todo y juraban lealtad eterna a la Constitución, Carmen Forcadell anunciaba que no presidiría el Parlamento catalán. Con una previsible petición de quizás veinte años de prisión no le apetece repetir. Otros imputados también se han quitado de en medio, unos de forma más discreta que otros.

La moraleja es evidente. Cuando en España se aplica la ley contra los enemigos del Estado los efectos son más que beneficiosos, son milagrosos e inmediatos. Lástima que se haga tan poco. Afortunadamente Cataluña no tenía un espacio judicial propio como tantos quisieron otorgarle. Y estaban los jueces para imponer la ley. Si es por los políticos, mal vamos. Porque tienen más miedo a que se aplique la ley que los delincuentes. Porque les impide consumar sus cambalaches. Los caudillos separatistas además de cobardes son tramposos y mentirosos. Que reincidirán, nadie lo dude. El reto separatista continuará. Pero la Nación española tiene la prueba de lo inmensamente poderosa que es con la ley en la mano. Si comienza a aplicarla con firmeza y consecuencia en todo el territorio nacional e impide que la vacíen con indultos que nunca tuvieron otros golpistas, España podría estar al principio del final de algunas de sus peores pesadillas.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL DEPREDADOR Y SU CORTE PROGRESISTA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 09.01.18

Con su odio inagotable, Hollywood no deja de hacerle favores a Trump

LA entrega de los Globos de Oro, como también la de los Oscar, va camino de convertirse en el acto supremo de propaganda política en favor del presidente Donald Trump. Cada aquelarre del mundillo de los millonarios del faranduleo de Hollywood con su pringue moralizante en contra del presidente es un auténtico festín de autoestima y reafirmación para las masas que dieron a Trump la Casa Blanca, que apoyan al presidente y que, salvo accidente o crimen, le llevarán a siete años de revolución conservadora. Esto horroriza a Hollywood como a toda la izquierda. La certeza de que la agenda de Trump se cumple. Hollywood en histeria anti Trump. Pero ya no impresiona. Indigna o divierte. No queda nada admirable. No queda ni cine ni dioses ni estrellas. Hoy alberga a un rebaño enjoyado que chapotea el pozo negro de la ideología más mentirosa de la actualidad. Hubo un tiempo en que allí se juntó gran parte de la inteligencia huida del nazismo de Europa. Hoy la única inteligencia allí es James Woods, proscrito como ferviente defensor de Trump. Lo demás es carne y baba. Que declama sus letanías de izquierdas para hacerse perdonar su vida inane adinerada. Presunción, autosatisfacción y farsa. Pero para gustarse tanto como quieren, necesitan de una buena causa. También en los Goya hay causa para su propia llantina solidaria, más zarrapastrosa, pero igual de auténtica en su falsedad. Es ideal el victimismo. Permite un acto caritativo y además con uno mismo. Todo es ganancia. Resulta que las actrices, mejores y peores, mayores y menores, reales o imaginarias han decidido ahora que sufrieron muchísimo antaño con los abusos sexuales a los que se sometieron para promocionar sus carreras. Sufrieron, calcularon, sopesaron y callaron. Aunque algunas dicen haber recibido favores sin pagar peaje en carne. Dicen. Sería el talento.
Detonante ha sido la caída de Harvey Weinstein, el productor total de Hollywood, acusado e imputado como agresor sexual sistemático y violador. Surgen como setas lastimeras las maltratadas bientratadas por Weinstein. Las que recibieron favores y solo ahora hablan de un precio. Cuanto más hipócritas, merengones y falsarios son los discursos más gracia tiene la farsa. Especialmente con Oprah Winfrey y Merryl Streep, íntimas del gran Weinstein. Ellas son las amiguitas del alma del monstruo depredador y violador. Pero pretenden que no sabían nada de las aficiones del amigote. Ellas, las amas de Hollywood, no sabían lo que todo Hollywood sabía. Centenares pasaron por «la amistad de Harvey» camino del estrellato y ninguna de las que llegó dijo nada hasta ahora. ¿Y ellos? Ellos igual, amiguísimos de Harvey. Qué iban a hacer sin Harvey en Hollywood, se preguntarían todos, también Bardem y su mujer, protegidos de Weinstein, que tampoco sabían nada. Si hubo alguna valiente que en su día se enfrentó a Weinstein no estaba en los Globos de Oro. Está, en el mejor de los casos, sirviendo hamburguesas en algún tétrico local del extrarradio de Los Ángeles.

Harvey Weinstein es un depredador sexual al que todo Hollywood ha adorado. Es también mecenas de esa subcultura izquierdista cuya sacerdotisa máxima es la insufrible monja laica que es la Streep. Amigo y donante de Obama y los Clinton, gran símbolo del pijerío cosmopolita que desprecia a la América trabajadora y arraigada. Es decir, el depredador sexual, el violador compulsivo era de los suyos. Bueno, pues sus amigas, víctimas y beneficiadas que evocaron el sufrimiento de la violencia y brutalidad sexual, solo veían un culpable para su trágica suerte: el facha de Donald Trump. La farsa es tan obscena que resulta terapéutica. Como bestia negra de semejante gentuza falsaria, el presidente norteamericano goza en Hollywood de una fuente inagotable de argumentos, de fuerza y favores.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA NUEVA RECONQUISTA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 07.01.18

Los españoles tienen que poder volver a poder vivir, trabajar y estudiar en español en todos los rincones de España

HOY clausura la Fundación Mapfre la preciosa exposición de Ignacio de Zuloaga con algunos de sus cuadros «más españoles». Algún amigo suyo dijo del pintor eibarrés que era más profundamente español que Velázquez. Como lo era Darío de Regoyos, pintor asturiano del tiempo de Zuloaga. Mi favorita entre sus obras es «Toros en Pasajes». Muestra la aldea guipuzcoana de Pasajes de San Juan vista desde el alto al otro lado de la ría. En la plaza del pueblo, una corrida de toros reúne a una gran multitud. Pequeñas embarcaciones se mecen en unas aguas tranquilas en un día sonriente. Y todos los balcones de la plaza engalanada lucen orgullosos la bandera rojigualda. Regoyos lo pintó en 1898. Habrá quien crea que fue bajo presiones de Franco. Nunca servirá para un cartel de las fiestas en el siglo XXI. Porque revela el profundo apego del pueblo vasco entonces hacia la bandera española en un Pasajes en el que no existía la ikurriña. Además, Pasajes ya no existe. Hoy es Pasai. Como Villarreal de Alava, fundada por Alfonso XI, que hoy oficialmente no existe y se llama, agárrense, Legutio. Que es como pasar de ser excelentísimo a que te llamen pichi.
La guerra contra la toponimia española comenzó muy pronto en la democracia. Viví mi juventud entre carteles con los nombres históricos tachados con pintura en los pueblos. Así se abrió la ofensiva de la hispanofobia que nos ha traído a la guerra contra España del separatismo catalán. Los nacionalismos asumieron la lengua como su principal arma contra España. La izquierda se unió a ellos contra la idea nacional de España que identificaron, en terrible y trágico error histórico, con el régimen de Franco. La derecha, con su mala conciencia y cobardía proverbial, no se atrevió a hacerles frente para no ser acusada de franquista. Así llegamos a la indignidad y postración de la lengua común, perseguida impunemente en muchas regiones. Ante la estupefacción de cualquier visitante extranjero, no solo de los 500 millones de hispanohablantes. Leyes de vergüenza aprobadas en las Cortes españolas obligan a usar en documentos españoles los nombres no españoles de ciudades españolas. Ahí están esos carteles ridículos de Girona o Lleida o A Coruña. El BOE publica grotescos nombres inventados solo para hacer olvidar los auténticos nombres españoles.

Pero 2017 ha traído conciencia. Sabemos a dónde lleva el cobarde abandono. Sabemos que la enmienda es necesaria. Porque ellos quieren erradicar lengua, toponimia y hasta las lápidas, para negar a nuevas generaciones la propia existencia allí de España. Ha llegado el momento de la reconquista de España para la lengua española. Ya hay varias iniciativas a las que que unirse. Con acciones legales, protestas puntuales, exigencias particulares en administración, comercios, empresas e instituciones. Los españoles tenemos que poder volver a vivir, trabajar y estudiar en español en todos los rincones de España. Es un soberbio objetivo patriótico. Es más que lógico. Nos va la vida de España en ello.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

TRUMP LO DIGERIRÁ

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 06.01.18

Otra vez creen algunos que tienen la receta para liquidar al presidente Trump

Los medios en todo Occidente se frotan las manos por lo que caricaturizan –siempre que hablan de Donald Trump caricaturizan– como la guerra entre el presidente y Steve Bannon, el que fuera su asesor ideológico y estratega electoral. Presentado por los medios como un terrible ultraderechista, Bannon fue apartado de la Casa Blanca hace meses. Ahora aparecen frases suyas muy ofensivas para Trump, familia y entorno en el libro «Fuego y furia», de Michael Wolff, un periodista al que Bannon abrió las puertas de la Casa Blanca. El libro es una larga descripción de Trump como un demente y la Casa Blanca como un patio de Monipodio. Wolff es un notorio fabricador de noticias e informaciones. Aunque los medios prefieran obviarlo.
¿Está Trump loco? se pregunta el «Frankfurter Allgemeine», que siempre fue serio. No es el presidente, son los medios los que pierden la cabeza con él. El acoso mediático a Trump, su demonización, criminalización y escarnio alcanza niveles de brutalidad y obsesión jamás visto en las relaciones entre prensa y Casa Blanca. Pero Trump no va perdiendo. Muchos medios han sacrificado ya su prestigio en la hoguera de esta fobia y el afán por derrocarlo. Y no están más cerca. Por el contrario, ayer «The New York Times», enemigo mortal de Trump, tuvo que escribir en portada: «Una oleada de optimismo ha alcanzado a los líderes empresariales norteamericanos y se traduce ya en ese tipo de inversión de nuevas plantas, bienes de equipo y modernización de fábricas que activa el crecimiento económico, promueve la creación de nuevo empleo y por fin podría traer aumentos salariales significativos».

El libro tendrá éxito. También porque Donald Trump en reacción iracunda quiso impedir su publicación. Pero otra vez se precipitan sus enemigos. Su guerra con Steve Bannon le beneficiará entre los republicanos que ya cierren filas con él. La deslealtad de Bannon y los ataques a la familia movilizan a los partidarios de Trump. Y los medios, abrazados a un notorio mentiroso como Wolff, se dejarán aun más dientes.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

REBROTES DEL IDEALISMO ALEMÁN

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 05.01.18

El consenso merkeliano quiere censurar todo lo que revele sus fracasos

ALEMANIA es un país traumatizado por su pasado. Cierto que lo son muchos otros países, entre ellos el nuestro. Pero Alemania lo es de una forma especial. Con razón. Lo allí sucedido durante doce años de la primera mitad del siglo XX fue algo jamás habido y ni siquiera concebido en toda su monstruosidad. Desde el final de aquella pesadilla del III Reich en 1945, los alemanes no han hecho otra cosa que trabajar para resurgir del páramo de escombros e intentar demostrar que aquello fue un terrible accidente histórico que jamás se repetirá en Alemania. Los alemanes son hoy otra vez muy respetados, pero no queridos como quisieran. Pese a sus esfuerzos por destacar como nación generosa y compasiva, lo opuesto a la impresión que dejaron las generaciones anteriores al invasor y ocupar el continente.
El entusiasmo en el ejercicio de la bondad y entrega de los alemanes en el otoño de 2015 con la llegada de inmensas oleadas de refugiados fue otro esfuerzo, uno de los más espectaculares y meritorios, sin duda, por borrar esa imagen del alemán uniformado grabada en la memoria y retina del mundo. Tras la decisión de Angela Merkel de abrir las fronteras, centenares de miles de alemanes recibían a los desconocidos con regalos, pancartas de bienvenida y abrazos, ayudas de todo tipo y hospitalidad conmovedora. Los observadores más lúcidos ya advirtieron que más allá de la solidaridad, aquello tenía otra faceta con efectos imprevisibles. Avisaron que Merkel ponía de nuevo en danza el con razón temido idealismo alemán. Que la muy irracional decisión unilateral de anunciar que se acogería a todo refugiado que llegara a Alemania era un rebrote de la temida autoestima que lleva una y otra vez a los alemanes a creerse capaces de lo que no es capaz nadie. Para mal y para bien.

Había que demostrar la infinita capacidad de la nación alemana de hacer el bien. La cosa tenía que salir mal. Los alemanes esperaban reciprocidad para tamaño derroche de generosidad. No la ha habido. Las masas que invadieron la cotidianidad alemana no se muestran agradecidas. Exigen, pretenden, imponen. No se produce la alegre integración que demostraría al mundo que con buena intención y orden y trabajo alemán se puede redimir al mundo de sus peores sufrimientos. Al contrario, el deterioro es dramático. Gran parte de los llegados tiende sistemáticamente al abuso y un porcentaje alto a la delincuencia. La seguridad ha colapsado. Especialmente para las mujeres. El desengaño es profundo. Como después de Stalingrado, el sueño se frustra, la realidad se impone. Muchos protestan. Contra Merkel y contra su indefensión en conflicto con los recién llegados. Pero no tienen cauce en los partidos tradicionales. Porque la ideología del Estado no puede aceptar el fracaso del proyecto masivo y urgente de integración multicultural. Porque la defensa de la identidad alemana lleva el inmenso lastre de la historia. Pero crece. El sistema ha entrado en pánico, persigue a quienes denuncian el fracaso y a quienes defienden dicha nación alemana que la izquierda querría disolver y el centrismo no se atreve a defender. Prioridad es combatir a la AfD, el partido surgido a la derecha de la CDU gracias al espacio abandonado por Merkel. Ya tiene 93 escaños. Ahora saca el Gobierno una ley que exige a las redes sociales, bajo amenaza de ingentes multas, una censura implacable de todo lo que considere ultraderechista. No así para lo ultraizquierdista. Así se cierra el círculo y en Alemania se recorta la libertad de expresión y muchas verdades quedan proscritas. Todo en aras del bien. Como siempre. Otro rebrote del idealismo alemán que acabará mal.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario