EL LENTO ADIÓS DE ANGELA MERKEL

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 21.11.17

Los liberales dinamitan la coalición de subsistencia de la canciller

ANGELA Merkel ha fracasado en su intento de volver a formar gobierno. Pase ahora lo que pase, es el fin de la era que lleva su nombre. Aunque vuelva a presentarse en las primeras elecciones repetidas en la Alemania de posguerra, aunque ganara y aunque formara después quién sabe qué tipo de gobierno, la suerte está echada. Los intentos de crear una nueva coalición tricolor con dos partidos tan antagónicos como los liberales del FDP y Verdes voló por los aires en la noche del domingo. La política de continuidad cueste lo que cueste y de apañar consensos como sea ha sufrido una espectacular derrota. Artífice del logro para la democracia que es este naufragio del cambalache ha sido el líder de los liberales, Christian Lindner. Ha sido leal a sus votantes y roto unas negociaciones para un acuerdo que servía para formar gobierno y repartir cargos y prebendas y no para gobernar. Porque los Verdes, en total regresión a la profunda ideologización, al intervencionismo y a la intolerancia más grotesca, pretendían imponer condiciones indignas de una sociedad moderna. E inaplicables con respeto a las libertades individuales y económicas.
Merkel aceptaba las condiciones de todos, no solo en inmigración y en economía son contradictorias. Ella ha pescado mucho en aguas socialdemócrata y del ecologismo radical. Al tiempo que es implacable con cualquiera que se atreva a retar a la CDU desde el espacio de la derecha que ella ha abandonado. El gran triunfo de la Alternativa para Alemania (AfD) en las elecciones de septiembre, con 94 escaños del Bundestag, fue la señal de que la era de Merkel tocaba a su fin. Su «lucha contra la derecha» ( Kampf gegen rechts), que es un lema izquierdista, había fracasado. Ahora, son los liberales los que no acatan su autoridad y se niegan a aceptar componendas con el intervencionismo y fanatismo regulatorio de los Verdes. Lindner corre riesgos. Porque rompe el consenso socialdemócrata de todos los partidos que Merkel ha comprometido en el cambalache relativista. Y se alinea así con los únicos que han osado hacerlo, los derechistas del AfD, que dejan así de ser excepción marginada del sistema. Es el sistema socialdemócrata el que se resquebraja aun más. Esto supone un regalo añadido para la democracia. Alemania necesita como el respirar el debate público, el conflicto de ideas y la confrontación de intereses. Alemania necesita sobre todo muchas verdades tras tanta mentira consensuada para ocultar las devastadoras consecuencias de la política de inmigración. Ha de salir la verdad asfixiada bajo mantos de consenso, grandes coaliciones, medios domesticados y acuerdos interesados.

Merkel ya no tiene fuerza ni autoridad para asumir ese liderazgo alemán para las reformas en la UE. Europa espera a un gobierno nuevo de Merkel para intentar reactivar el eje franco-alemán y buscar remedio a una profunda crisis europea que se mantiene larvada. Europa está cogida con pinzas. Y nadie puede intentar acometer su reforma y refuerzo sin un gobierno en Berlín. Pero el pilar de la estabilidad europea de los pasados tres lustros ya no existe. La canciller no tiene relevo. Pero ante todo no tiene ya planes, objetivos ni ideas para esta Alemania tan rica, asustada, crispada y potencialmente inestable. Su único objetivo era justificarse y seguir. Muchos se preguntaban para qué. Como sucede en España, un gobierno sin más prioridad que su permanencia se convierte en un obstáculo a la solución de los problemas. Merkel también insiste en volver a presentarse. Es posible que gane. Es imposible que sea la solución. Las interrogantes para el futuro de Europa no dejan de crecer.
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

BIENVENIDO ANTONIO LEDEZMA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 18.11.17

Ledezma viene a Madrid. Considera que para la lucha por la libertad de Venezuela aquí será más útil

Antonio Ledezma, el que fuera alcalde metropolitano de Caracas, con Leopoldo López el preso político más destacado del régimen narcocomunista de Venezuela, se le ha escapado al dictador Nicolás Maduro. No puede haberle gustado al patético caudillo. Lo tenía, como tiene ahora a López, en arresto domiciliario. Ledezma estaba así desde hace mil días, pero a él no le han enredado en contradicciones los servicios de información del SEBIN, a la postre lacayos del cubano G2. Este es el gran especialista en destruir personalidades, liquidar conciencias y hundir ánimos. Ha sido clave en dinamitar la Mesa por la Unidad Democrática (MUD), la oposición infiltrada y parcialmente comprada. También en acallar la protesta en las calles.
A Ledezma no han conseguido romperlo. Ha tenido la sangre fría para escaparse del arresto domiciliario y cruzar la frontera hacia Colombia cerca de la ciudad de Cúcuta. A Maduro se le escapa uno de sus rehenes favoritos. Hay que esperar alguna reacción de destemplanza. Ledezma, como millones de venezolanos, ha visto con desesperación cómo quebraba el frente de oposición tras meses de levantamiento heroico de los jóvenes. Las elecciones de gobernadores que volvieron a ser un gigantesco fraude hundieron a la oposición que decidió participar. El resultado ha sido una rápida consolidación de la dictadura, ya abiertamente de corte cubano. En estas circunstancias la vida de Ledezma corría serio peligro. La comunidad internacional tiene que redoblar su vigilancia de la situación del resto de los presos incluido Leopoldo López.

Ledezma viene a Madrid. Considera que para la lucha por la libertad de Venezuela será más útil en Madrid y viajando por el mundo que amordazado en su domicilio en Caracas. En Madrid le espera su mujer Mitzy Capriles, una de las más activas personalidades del exilio venezolano. Es Ledezma probablemente el hombre adecuado para forjar un frente que presione a la comunidad internacional, ante todo a EE.UU., para evitar la trágica estabilización de la nueva dictadura cubana en el continente americano. Esperemos que tenga en España toda la ayuda que merece la causa.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

UN DESEMBARCO ARGELINO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 19.11.17

La guerra a la inmigración ilegal exige un coraje que es muy escaso

LO que más asusta es la calma con la que algunos se lo toman. Televisiones, radios y medios escritos informaban ayer como de un vulgar suceso de lo que es, por desgracia, mucho más que eso. En 24 horas habían llegado ayer a la costa murciana al menos 44 pateras con cerca de quinientos inmigrantes ilegales, en su inmensa mayoría jóvenes varones árabes. Con un dato muy especial a tener en cuenta: procedían de Argelia. Que es sin duda el punto de origen más temido por quienes observan la situación de la seguridad en el Mediterráneo y las fronteras europeas a medio plazo. Argelia ha cuadruplicado su población en medio siglo y es con más de 40 millones de habitantes ya el país más poblado y más joven del Magreb.
El comienzo de una presión migratoria ilegal argelina tolerada o no reprimida por sus autoridades es una de las pesadillas más consistentes para los responsables de la seguridad del flanco meridional europeo. La costa mediterránea española podría convertirse rápidamente pronto en un escenario dantesco, como los que se han ofrecido en ciudades portuarias italianas en el pasado año. De repente, el viernes las pantallas de vigilancia de la costa en Cartagena comenzaron a detectar movimientos en lo que pronto parecía toda una invasión, obviamente organizada y sincronizada, de pequeñas embarcaciones. Buques de Salvamento Marítimo salieron a interceptarlas y todos los inmigrantes ilegales fueron traídos a suelo español. El único que realmente parecía ayer ser consciente del gravísimo momento era el delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Bernabé. Calificaba sin ambages esta oleada de pateras como «un ataque coordinado contra nuestras fronteras y, por tanto, contra las fronteras de la UE». E intentaba subrayar la necesidad de que estos inmigrantes fueran expulsados. No lo decía tan claramente, porque no sería delegado de este gobierno si lo hiciera. Decía que había que controlar antes, lo que se sobreentiende, si hay algún caso que pudiera ser aceptado como refugiado político. Lo más seguro es que no lo haya. Lo casi seguro es que al final todos se queden deambulando por España o prosigan hacia el norte de Europa.

Los traficantes parecen haber cambiado su ruta después de los Balcanes e Italia a España. Pronto podríamos estar con decenas de barcos de ONG e instituciones oficiales creando un flujo constante de inmigrantes ilegales desde Argelia a España, como se ha hecho en la costa libia con Italia. Las consecuencias para la seguridad de España y toda Europa son incalculables, pero en todo caso aterradoras. Nadie se atreverá en España a proponer como han hecho políticos en otros países europeos que el salvamento debe consistir en rescatar a los náufragos y devolverlos a la costa de origen. Pedir un discurso y una política sólidos en defensa de la inmigración legal y por tanto de guerra a la ilegal es algo que exige sentido común, valentía política y ganas de decir la verdad.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

REVUELTA ANTIFRANQUISTA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 17.11.17

No se pueden mutilar 40 años a una gran Nación

LA Diputación de León y el Ayuntamiento de la ciudad de León acaban de aprobar por heroica unanimidad «retirar los honores concedidos en su día al general Francisco Franco y eliminar las huellas de su régimen en la provincia». Cuando se cumplen 42 años de la fecha en que el general moría en la cama como jefe del Estado de un régimen sólido y por nadie amenazado, surgen las revueltas temerarias contra el dictador. Políticos desprestigiados juegan al maquis, a la gesta antifascista para las televisiones, al hoy tan asequible arrojo antifranquista, y despojan a Franco de los honores que le otorgaron estas instituciones en toda España. Pretendiendo enmendar supuestos votos no voluntarios y libres. Es probable que en 1950 fuera difícil votar contra unos honores a Franco en un ayuntamiento español. Aunque quizás no tanto como hoy lo sería votar a favor de él en algunos rincones de España. Desde luego en febrero de 1974 nadie obligaba al Club de Fútbol Barcelona a entregarle su máxima distinción a Franco, ni a «La Vanguardia» a babear fervor franquista.
Más allá de la ridiculez de todo el asunto, si nos metemos en las paupérrimas mentes sectarias de nuestra izquierda y las igual de paupérrimas y además acomplejadas de la derecha, puede tener sentido dedicar tiempo a quitarle honores a quien debe ser oficialmente odiado y vilipendiado por la cofradía del bien pensar para tener certificado de buena conducta que después lo permite todo. Lo que resulta una aberración es la parte de la resolución que reza «eliminar las huellas de su régimen en la provincia». ¿Qué huellas del régimen van a eliminar? ¿Barrios de vivienda social, carreteras, túneles, universidades, algún pantano quizás? ¿La inmensa obra civil y social de 40 años de esfuerzos de toda la sociedad española que llevó a España de ser la pordiosera de Europa con Rusia a estar cerca de los primeros países del mundo? Quieren eliminar «las huellas del franquismo» sin entender que son ellos mismos, sus casas, el agua que beben, su educación, sus escuelas, las conquistas de sus padres. Y sus errores. Y sus crímenes. También sus mentiras. Que han llevado a esta sacrosanta democracia al borde del abismo de la inviabilidad y el fracaso. Por estar construida sobre cimientos de falacias que impiden sus enmiendas y mejoras. La democracia es mucho mejor que aquella dictadura. Aunque no deba dudarse tampoco de que aquella dictadura fue menos mala que la que evitó. Pero mal está una democracia cuando hay que mentir en ella tanto como en dictadura.

Se empezó mintiendo al pretender que, salvo cuatro generales, «fachas», marqueses y obispos, todos los españoles habían sido antifranquistas. Muy clandestinos, eso sí. Se acaba mintiendo en casi todo. Así, la estafa se hizo habitual y la falta de honestidad y el cinismo, costumbre. Por eso, la juventud no entiende nada porque nada verdadero se le enseña entre consignas sectarias. Así, la mentira cada vez más delirante lleva a regiones enteras a lanzarse a la autodestrucción. De haber afrontado el pasado con más honradez, más coraje para defender la justicia y la verdad, hoy se valoraría más la probidad y no se aceptaría la impostura como costumbre. Cuarenta años de la vida de un pueblo no pueden arrancarse y sustituirse por fabulaciones necias sin romperle la columna vertebral y el alma. Por eso la obsesión por combatir fantasmas del pasado con falsedades nos ha traído al borde de la autodestrucción. Por esa mentira obsesiva, fuente de tantos males nuestros, fruto de la cobardía. Que tiene en España secuestrada a la verdad, la única receta para la fortaleza y la libertad.
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

HERMANN TERTSCH DISERTÓ AYER EN SEVILLA SOBRE «ESPAÑA Y EUROPA EN LA ENCRUCIJADA»

«Somos uno de los eslabones más débiles de la Unión Europea»

Por Pedro Ybarra
ABC SEVILLA  Viernes, 17.11.17

Hermann Tertsch disertó ayer en Sevilla sobre «España y Europa en la encrucijada»

El Club Antares acogió anoche un encuentro con el periodista Hermann Tertsch sobre «España y Europa en la encrucijada», acto convocado por la asociación Ademán y moderado por el periodista Romualdo Maestre. El columnista de ABC fue presentado por el catedrático de Historia, Rafael Sánchez Saus, quien lo definió como «un acerado crítico de las imperfecciones del sistema». Durante su intervención, Tertsch desveló ante los doscientos asistentes las tensiones que se viven actualmente en Europa. Compartió su visión sobre la política de Merkel, las llamadas a la inmigración y la falta de voces críticas, «una de las grandes plagas para el pensamiento», dijo. «Estamos poniendo en peligro la Unión Europea porque estamos cogidos por pinzas, entre otras cosas porque nosotros somos hoy en día uno de los eslabones más débiles». Defendió «la importancia de los estados nacionales». También habló sobre «multiculturalidad», que «es lo contrario de lo que parece. Lo que rompe las sociedades en guetos», afirmó.
                                                                          JUAN FLORES
Rafael Sánchez Saus, Hermann Tertsch y Romualdo Maestre

Fue muy crítico con Rodríguez Zapatero, «el personaje más tóxico para España desde la Guerra Civil», por destruir los elementos de autodefensa que teníamos y lanzar el revanchismo. Tertsch también fue crítico con la actuación del Gobierno actual ante el desafío soberanista catalán, ya que «ha tenido otra gran oportunidad» con la aplicación del artículo 155 para establecer unas condiciones «en la que España volviera a tener músculo» y evitar que se expanda a otras regiones.
«La nación se está moviendo y tiene asustados a los separatistas y a los políticos, que ven como esta sociedad tiene un pulso interno que no controlan», añadió. El periodista destacó la figura de Felipe VI, «es absolutamente histórico que el Rey se haya puesto a la cabeza de las inquietudes de esa nación a pesar del Gobierno y cabe decir que en contra de las posiciones del Gobierno. Es muy importante y va a ser muy importante en el futuro».

«No hay posibilidades de ver romper España pacíficamente». Si no queremos en Europa guerras tenemos que ir en dirección contraria y la dirección contraria pasa por el fortalecimiento de los estados nación, y en el caso de España pasa porque haya un gobierno «que haga este estado viable con una educación nacional, con una seguridad nacional, con una policía nacional, y con un proyecto e idea de regeneración y realmente un proyecto de futuro nacional que no existe y que no ha existido», concluyó.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

A CARA DE PERRO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 11.11.17

May se debate en el desorden con una política espasmódica que no ayuda a esta separación

Que el divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea no iba a protagonizar un ejemplo de común acuerdo en el Brexit estaba claro desde el principio. En el Reino Unido la confusión se adueñó de la política después del 23 de junio del 2016. Y no ha hecho sino agravarse con la debilidad de Theresa May y todos los enanos de circo que le han crecido dentro y fuera del gabinete desde entonces. May se debate en el desorden con una política espasmódica que no ayuda a facilitar esta dificilísima operación de separación. En la Unión Europea, los temores a que surgieran o surjan emuladores al Reino Unido y el celo por demostrar firmeza donde no había más que debilidad hicieron que todo lo dominara la voluntad de castigar a Londres. Los coqueteos con formas de anular la voluntad popular expresada en las urnas solo deterioraron más el ambiente de cara a una negociación que todos sabían endiabladamente compleja y difícil. Endiablada con buena voluntad, sin ella quizás irresoluble.

Ahora solo se ve cara de perro en todo. Londres anuncia ahora el 29 de marzo del 2019, a las once de la noche, hora local, como fecha para consumar el Brexit. El negociador de la UE, Michel Barbier, le da a Londres dos semanas para llegar a un acuerdo sobre las condiciones básicas. Ahí se incluyen también los compromisos económicos, los pagos, que se exigen al Reino Unido y que son tres veces superiores a los que parece dispuesto a asumir. Si no hay acuerdo marco, no podrá comenzarse a negociar sobre las futuras relaciones. Lo que retrasa, complica y amenaza con una transición en caos como sería la salida sin acuerdo. Esta tendría unos efectos calamitosos, también para la UE, pero especialmente para el Reino Unido. En la UE poco puede moverse mientras el principal pagador del Brexit, Alemania, esté aún enzarzada en sus cuitas con la formación de la coalición. No se oculta lo mucho que gustaría un cambio en Londres para poder mezclar cartas de nuevo. Y se nota que algunos aún sueñan con revertir aquel voto de junio del 2016.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA FUERZA DEL HASTÍO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 12.11.17

Se pretende normalidad donde se prepara un nuevo asalto

ESTAMOS todos los españoles cautivos en las mazmorras del drama español. Estamos secuestrados por una minoría nacionalista catalana que amenaza con destruirnos y nos impide una normalidad que resulta urgente y apremiante. Estamos encerrados y vemos cómo la vida pasa y las oportunidades se van también para siempre. Igual que se van de Cataluña y también del resto de España, las ferias o agencias e inversiones y proyectos, se va el tiempo que pasa para siempre para todos con cruel rapidez. Los últimos conocidos que comentan que se van de Cataluña para siempre ya no dan como explicación el miedo a las hordas separatistas, ni el totalitarismo en los colegios o el puro racismo en la administración, ni ese infinito hastío que produce toda la permanente monserga nacionalista. Solo dicen que la vida es demasiado corta para pasarla con ese latazo infinito que consideran precisamente eso, infinito. Porque las esperanzas de que la decisión de imponer el 155 supusiera un punto de inflexión en esta trágica deriva se han difuminado.

Las elecciones del 21-D, que impiden toda la necesaria aplicación del 155, han frustrado la ilusión de que España volvía a Cataluña para enmendar trágicos errores que nos han traído hoy al borde del enfrentamiento civil. La frustrante lucha contra el golpismo separatista nos muestra dolorosamente los límites del sistema. Convierte en sarcasmo los esfuerzos del gobierno por convencernos de que todo funciona como estaba previsto. Asistimos a un espectáculo de desafueros tan palmarios y ruidosos que ninguna orquesta mediática de pelotas lo puede ocultar. No hay separación de poderes cuando el ministro del Interior llama a los jueces a tener en cuenta realidades extrajudiciales. No hay confianza en la justicia cuando se acuerda con los reos los términos de su declaración para que no entren en prisión incondicional como correspondería por tan gravísimos delitos. No hay normalización si por puro miedo a una foto y un editorial extranjero el gobierno permite que una turba filoterrorista paralice durante un día entero las infraestructuras de una región como Cataluña. Mañana podrían hacerlo con edificios estratégicos, aguas, electricidad, aeropuertos o instalaciones militares. El gobierno proclama normalidad mientras hordas de fanáticos y mercenarios de la Generalitat advierten y demuestran que el Estado español no controla su territorio. Cierto que los cabecillas han demostrado ser una caterva de cobardes, que les tiemblan las rodillas en cuanto el Estado hace el mínimo gesto de respetarse a sí mismo y de utilizar sus armas legales para hacerles frente. Pero saben que siempre pueden contar con su siguiente oportunidad. Ya se anuncian nuevas alianzas de los socialistas con los separatistas. El frente constitucionalista es mentira. Y todo nos lleva a una situación en la que el gobierno podrá pretender que el mal menor, siempre el mal menor, es acceder a unas condiciones especiales para Cataluña. Unas condiciones que la nación rechaza. Porque las sabe antesala de su propia destrucción.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario