HACIA EL ENFRENTAMIENTO CIVIL

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 22.05.18

Sin la voluntad firme de imponer la ley a quienes la violan es imposible la paz

ESTAMOS en vísperas de los primeros enfrentamientos civiles serios entre españoles desde la Guerra Civil. Si no hay una reacción muy drástica por parte del Estado, que no se espera, se van a dar muy pronto en Cataluña las primeras peleas violentas entre catalanes separatistas y no separatistas. Es lo que muchos temían, se va a llegar a las manos. Muchos se escandalizarán y preguntarán cómo hemos llegado a esto. Pues han sido muchos años dedicados a ello por los separatistas más o menos larvados, con el aplauso de gran parte de la clase política y periodística española. Que menospreciaron las alarmas y ridiculizaron a quienes lo anunciaban. El Estado renunció a defender el espacio público de todos. Y ahora ya se preparan los separatistas para culminar el secuestro. Se consuma la quiebra de la convivencia. Ya ha habido los primeros incidentes en diversas playas, entre otras en Calella, porque militantes separatistas, en su pretensión de ocupar todo el espacio público, quieren imponer por la fuerza su simbología de lazos y cruces amarillas y banderas golpistas. Son los aún leves encontronazos entre españoles separatistas y leales a España. Tarde o temprano se dará el primer incidente con consecuencias irreparables. El mártir de unos u otros. Pero está claro que el actual Gobierno español no tiene voluntad de aplicar la fuerza necesaria para poner fin al secuestro separatista de la región. Por lo que la amenaza genera en el resto de catalanes una reacción de indignación como sensación de indefensión, humillación pero también rabia y resistencia. ¡Compatriotas, nos estáis dejando solos!, gritaba literalmente ayer una mujer en un tuit desesperado. Muchos callarán por miedo, pero otros más decididos e impacientes actuarán. Porque se niegan a que en las playas se escenifique el secuestro de toda Cataluña por parte de una minoría militante racista y totalitaria, cada vez más fanatizada y violenta.
La sensación por parte de los españoles pacíficos y honrados de que haber sido abandonados a su suerte ante una minoría radical y fanática no es nueva. Se dio en el País Vasco durante décadas. La población reaccionó de varias maneras. Unos hicieron directamente las maletas, asumieron la lógica de la limpieza ideológica y se fueron a otras partes de España y cambiaron por supuesto a la sociedad vasca. La inmensa mayoría se adaptó a conductas e ideas que resguardaran de la amenaza terrorista y del miedo, lo que explica la deriva ideológica nacionalista. Allí no hubo enfrentamientos civiles. La razón principal es el miedo que imponía el terrorismo de ETA en la menguante sociedad no nacionalista. Las víctimas no recurrieron a la venganza por una ingenua fe en el poder y la voluntad del Estado de hacer justicia. Aunque resignados a no poder corregir el dramático cambio sociológico impuesto por la violencia, nunca creyeron que el fin pactado del terrorismo degenerara en una victoria postrera del discurso nacionalista y por ende terrorista. Proceso que explica brillantemente Rogelio Alonso en su nuevo libro «La derrota del vencedor» (Alianza Editorial).
Pero son otros tiempos y aquí está la buena noticia. La reacción de la nación española se da ya en Cataluña como no se pudo dar en el País Vasco. Y además se extiende por toda la geografía. Los partidos que han ignorado cuando no despreciado a España la recuperan con urgencia obligados por un pulso de la nación que todos sienten y muchos temen. Ya da sus primeros frutos. Empeorarán aún las cosas y los enfrentamientos entre españoles nos causarán aún mucho dolor. Pero ya ha hecho acto de presencia la idea más poderosa, que es la única capaz de generar a la postre paz en libertad, España.
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA VERGÜENZA DE ESPAÑA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 20.05.18

Zapatero es ya un declarado agente del dictador Maduro

JOSÉ Luis Rodríguez Zapatero dice no tener dudas de que las elecciones presidenciales de hoy en Venezuela, convocadas, dirigidas, orquestadas y controladas en su recuento por la dictadura criminal de Nicolás Maduro para garantizar la continuidad de Nicolás Maduro son unas elecciones limpias. Y está molesto con la UE, con la OEA, con EE.UU., con la oposición democrática venezolana y con los obispos y presos políticos venezolanos porque «ven estas elecciones con prejuicios». Prejuicios lo llama. Somos muchos españoles los que ante cualquier venezolano nos disculpamos por la profunda vergüenza que suponen las actividades infames de Zapatero en Venezuela. Incluso quienes nunca nos dejamos engañar por este personaje en su devastador paso por la historia de España estamos sobrecogidos por su aventura venezolana. Hasta quienes siempre denunciamos que tras su insufrible ternurismo de palabra no había sino una implacable voluntad por imponer su conveniencia pasando por encima hasta de presos y cadáveres, nos sorprendemos por el cinismo que despliega como agente de los intereses del narcodictador. Estupefactos ante su permanente escalada hacia nuevas cotas de ignominia. Algún día quizás se sepa qué oscuros intereses le compensan a Zapatero el caminar con tanto aplomo por la senda del peor deshonor. Y por qué aun no ha sido desautorizado por el gobierno español.
Frente a Zapatero que ayer ayudaba una vez más al engaño para la perpetuación de la dictadura criminal, frente al criminal Maduro y al triste figurante Henri Falcón, el monigote colaboracionista necesario para esta patética farsa de cartas marcadas, están las figuras de la dignidad nacional. Son las que llaman a quedarse en casa y negar voto y legitimidad a la farsa orquestada para la continuación de este régimen que ha sumido en el hambre, la miseria, el terror y la humillación al país otrora más rico del continente. Hoy, pese a su exuberante riqueza natural, pese a las mayores reservas de petróleo del mundo, es el país más miserable del continente con Haití en peor condición que la esclavizada Cuba, cuyo régimen comunista controla y dirige al pelele de Maduro. Solo el socialismo es capaz de tan inaudito balance que equivale a convertir oro en basura.
El frente de la dignidad lo dirigen lo mejor del país, desde esa gran mujer que es María Corina Machado al episcopado, una de las pocas fortunas que quedan a los venezolanos. Una iglesia valiente, eso tan infrecuente en otros lares. El arzobispo de Barquisimeto, Antonio López del Castillo, llama a los cristianos a boicotear las elecciones que califica de «fraudulentas, ilegítimas e inconstitucionales». «No se presten a esta burla, no voten al que les roba». Monseñor pide enfrentarse a la «dictadura criminal». «Todos los que participan son tan traidores como los mismos delincuentes en el poder». Aunque nunca compense el mal causado, sepan los venezolanos que millones de españoles nos unimos hoy a la trinchera de la dignidad y la verdad de Venezuela frente a las mentiras interesadas de la lamentable figura de Zapatero, esa vergüenza de España.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

UN TERREMOTO COMO EL BREXIT

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 19.05.18

La nueva política italiana puede ser incompatible con la Unión Europea

Muchos creían que esto era otro típico lío italiano de los de antes. Pero algunos ya habían avisado. Esta vez Italia deja de ser un trastorno para sí misma y estalla como problema capital europeo. Estamos ante un terremoto de la fuerza del Brexit. El nuevo gobierno de Italia y su programa de gobierno son un misil en la línea de flotación de la UE. Ya se verá cómo gira o cambia rumbo para evitar un lento naufragio. El programa económico tiene regalos para todos de los programas de dos partidos en los extremos del espectro político, el izquierdista M5S y la derechista Lega. Aunque pese más la Lega. Entierra toda política de austeridad. No se sale del euro. De momento. El jefe del Estado, Sergio Mattarella, dicen que intentará frenar delirios de gasto. Esperanza ilusoria. En política interior y de seguridad el programa prevé la deportación de 500.000 inmigrantes y combatir a las mafias de traficantes y a las ONG que compiten con ellas en traer ilegales a Italia. Limitará los servicios sociales a la población no regularizada. Medidas que a poco que cuajen dispararían la popularidad del gobierno. Se verá si tiene tiempo para ello.
Se habían vuelto a dormir los socialdemócratas de derechas e izquierdas de Bruselas y la mayoría de los gobiernos. Creían haber capeado el temporal. Creían poder solventar el Brexit culpando y castigando a Londres. Se había evitado un desastre en Francia, construyendo a un Emmanuel Macron con razonables resultados. Se salvó a Rutte en Holanda. Y hasta Merkel pese a resultados catastróficos se mantuvo en otra gran coalición que sirve para retrasar cambios que temen. Se proponían castigar a los díscolos de Visegrado. Y a seguir como fuera.
Pero Italia ahora dinamita todo confort. La UE ha despreciado tanto los miedos e inquietudes de las naciones que estas se han puesto en marcha. Nadie sabe hacia dónde. En todo caso contra la UE, contra la arrogancia que oculta los problemas e impide soluciones tras unos medios cómplices de propaganda y avalanchas de ideología política supuestamente correcta que en realidad está radicalmente equivocada.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

HARTOS DE HUMILLACIONES

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 18.05.18

El separatismo solo volverá al autonomismo cuando se haya quedado sin nada

DICE el Gobierno en referencia a la toma de posesión del racista Joaquim Torra como nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña que «el acto degrada la dignidad de la Generalitat». No es así. El acto celebrado ayer por la mañana en el edificio de la Generalitat de Cataluña degrada al Gobierno. Un poco más. Porque otra vez ha permitido que una banda de autoproclamados golpistas y delincuentes, que lo son como enemigos de la Constitución ya en abierta rebelión contra la Monarquía y el Estado, hayan impuesto su voluntad, su agenda y su protocolo para insultar a España. Y lo único que ha hecho una vez más es ceder y otorgar. Y poner a todas las cacatúas mediáticas televisivas y radiofónicas a intentar convencer a la opinión pública de que no pasa nada.
Tranquilos españoles, que no pasa nada. Os están insultando a vosotros, a vuestra nación, a vuestros caídos, a vuestra bandera, a vuestros antepasados, historia, patria y nombre. Y os están amenazando. A vuestra libertad, a la unidad nacional, a vuestra seguridad, a vuestro patrimonio en Cataluña, a vuestra lengua y vuestra dignidad. Pero eso no debe importar. Lo único relevante es que el racista Torra forme su gobierno y así quede levantada la aplicación el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. No porque convenga. ¡Quiá! Todo lo contrario. Devuelve todos los poderes al enemigo para hacernos daño. Al enemigo, sí. Porque alguien que pretende destruir tu patria no es un adversario político. Es tu enemigo y solo cabe derrotarlo o rendirse. El separatismo ha ido demasiado lejos y solo volverá al autonomismo cuando se haya quedado sin nada. Pues el Gobierno que juró defender la unidad y la constitución y garantizar nuestra seguridad no tiene otra obsesión que devolverle los poderes y las armas al enemigo. Que ya han anunciado que los utilizarán para un nuevo asalto para destruir España. Esta actitud, que desafía a toda lógica y pone aun en mayor peligro la seguridad nacional, se hace porque lo exige el PNV, con su 1,2% en las pasadas generales. Para que este partido que también madura ya su propia operación antiespañola y sediciosa en Navarra y el País Vasco, permita que España con sus 47 millones siga gobernada por un PP desgarrado y agónico. Que no tiene otro objetivo, idea, rumbo, interés ni prioridad que mantener a Mariano Rajoy otros dos años en el poder.
La ceremonia de apenas tres minutos bastó para otra gran humillación a España. Un acto que, dada la vigencia del 155, organizaba el gobierno de la nación que debió decidir cómo sería y quién iría. No. Dejación total de funciones. Desistimiento absoluto. Torra dijo que los ministros no eran bienvenidos y el Gobierno del Reino de España obedeció al racista. Y todos a reírse. Se ríen los belgas, los alemanes, se ríen los escoceses, se ríe Urkullu y Barkos, Bildu y ETA. Se ríe Torra, un lacayo de Puigdemont, lacayo a su vez de Artur Mas, aquel lacayo que Jordi Pujol puso a hacer trabajos sucios en sus años de robo y gloria. Ese es el nivel de los cabecillas del enemigo de España en la rebelión en Cataluña. Pues el Gobierno español logra dignificarlos una y otra vez. Este Gobierno le ha cogido miedo a los españoles. Tiene razones. Salvo milagro, lo van a arrollar, tenga o no presupuestos. Pagará haber granjeado tantos desprecios y humillaciones a los españoles. La buena noticia es que, sea cual sea el relevo o alternativa, hartos de humillaciones, cada vez más españoles saben que al enemigo hay que derrotarlo. Que los separatistas solo volverán a ser felices y apreciar lo que tienen cuando hayan perdido todo.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ROSENBERG DE BLANES

Por HERMANN TERTSCH

ABC  Martes, 15.05.18

Con Torra en el poder nadie está ya seguro en Cataluña

ES ya casi imposible defender el sentido común sin que le llamen a uno facha o algo peor. Resulta imposible hacer frente a las permanentes mentiras y manipulaciones, de una corrección política que no es más que la tiranía del neomarxismo, sin que te quieran echar a mandoblazos censores al basurero de la historia, al naufragio profesional o a la muerte civil. Es así en España y otras partes de Europa. Pero aquí con especial inquina. Por tanto para defender cierta lógica, cierta razón y las verdades más obvias hace falta un valor que cada vez ha de ser mayor. Por lo que cada vez menos gente lo tiene. En España te llaman fascista por defender la vigencia de la Constitución. Te llaman nazi por manifestarte a favor del derecho de Israel a la autodefensa. Te llaman ultra por pretender que los asesinos condenados cumplan sus penas de cárcel. Te llaman caverna por exigir el respeto a la presunción de inocencia en los juicios. Y te llaman franquista por negarte a creerte milongas sobre una España impecable del Frente Popular y una España monstruosa del bando nacional.
Pero después hay preciosas paradojas. Porque el parlamento de Cataluña eligió ayer con toda naturalidad como presidente de la Generalitat a Quim Torra. Que es un personaje que escribe mensajes perfectamente atribuibles a Alfred Rosenberg, el gran ideólogo del nacionalsocialismo e inspirador del Holocausto. Cambiando españoles por judíos y alemanes por catalanes, Quim Torra utiliza exactamente los mismos términos que el «padre de la iglesia del nacionalsocialismo» en su desprecio hacia quienes consideraba seres de menor calidad y raza inferior. Rosenberg escribió «El Mito del siglo XX», el manual del sumo sacerdote del racismo. Él fue el teórico de la proyectada limpieza total del Lebensraum (espacio vital) de los alemanes de toda presencia y huella judía. No por casualidad fue desde 1941 ministro para los Territorios Ocupados del Este donde dirigió el saqueo del este y la URSS y la Solución Final del problema judío, es decir el exterminio de todos los seres humanos que él tachaba de alimañas repugnantes. Igual que Quim Torra. Rosenberg solo escribía y organizaba. Daba ideas. Fue ahorcado después de Nuremberg. Nadie que escriba en los términos de Rosenberg o Torra ocupa un cargo público en Europa. Nadie, ni en la más radical extrema derecha europea legal, ha publicado textos como el leído ayer en el parlamento catalán por Inés Arrimadas. Hay que irse a las espeluncas más sórdidas del nazismo químicamente puro para encontrar prosa como la oída ayer en Barcelona.
Pues ahí lo tienen ya de presidente. Y todo lo que sabemos del presidente del gobierno de España, responsable último de garantizar la seguridad de todos los españoles, es decir también de quienes son alimañas despreciables a ojos de Torra, es que no le gusta lo que oye. Torra ha anunciado que va a violar todas las leyes que sea necesario para implantar su República y piensa liquidar las instituciones con organismos fantasma paralelos. El Estado ha cedido lo que nunca debió ceder. Y ha llegado al límite. El abuso y la disposición a violar las leyes son ya tan procaces y brutales que peligran la seguridad general, la integridad física y la propiedad de la ciudadanía no separatista en Cataluña. Puede que un nuevo 155 ya no sea suficiente. Harán falta otros artículos constitucionales. Como tarden los gobernantes en restablecer una legalidad incuestionable pueden encontrarse con que sube aun más el precio y han de ejercer masiva fuerza del Estado para que España no se deslice en aquella región hacia el enfrentamiento civil.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA HISPANOFOBIA RAMPANTE

Por HERMANN TERTSCH

ABC  Domingo, 13.05.18

Hora de exigir a los gobernantes más respeto a España

¿CÓMO es posible que la televisión pública RTVE envíe a un concurso europeo a representar a España a dos niñatos que solo han llamado la atención por sus ganas de insultar a España? ¿Cómo es posible la investidura en una región española de un presidente cuyo único bagaje conocido es su lista de insultos a España y delirantes desprecios racistas? ¿Cómo se permite romper la Constitución en la tribuna del Parlamento? ¿Por qué felicita el presidente del Senado a una energúmena que insulta y calumnia a España sin jurar la lealtad como debe para acceder al cargo? ¿Por qué unos inmigrantes argentinos metidos aquí en política pueden insultar a España y profanar públicamente su bandera, cuando un español que hiciera eso en Buenos Aires sería cuando no linchado, sí procesado y expulsado?
Cuenta Elvira Roca que en 1650 los españoles conocían bien la sarta de mentiras fabricadas para dañar a España por sus grandes enemigos. Y eran conscientes de que se trataba de falsedades con intención política. Lo grave es que, tal como señala la autora de «Imperiofobia y Leyenda Negra» (Ed. Siruela), en 1750, un siglo más tarde, los españoles ya se creían y difundían como ciertas aquellas mentiras. Y se hablaba mal de España para significarse personal y socialmente. En la corte, las elites y quienes les eran cercanos promovían falsas informaciones para desprestigiar a España. Se magnificaban problemas y ocultaban éxitos. Inmensas gestas eran ridiculizadas. Reveses menores tornaban en catástrofes. Todo invenciones de fuerzas extranjeras, entonces especialmente de Francia, que pujaba por relevar a la dinastía austriaca por una francesa, como en efecto consiguió.
Desde entonces cuestionar a España ha sido hábito, moda e interés. En las clases superiores que se elevan por encima de los demás con ese desdén hacia España. Solo las clases populares han mantenido una relación natural de lealtad a la nación española. Por eso fue capaz de defenderse en 1808, dio una lección a Napoleón y ejemplo al mundo. Las elites han mantenido siempre esa relación enferma con la nación. Y quien ha querido ser elite las ha emulado.
Esta perversión tuvo dos graves escaladas. Una fue la invención decimonónica de los nacionalismos vasco y catalán. A remolque de la tóxica e irracional moda alemana, los intelectuales llevaron el antiespañolismo hasta el extremo de la invención de nacioncitas para proseguir en la península la descomposición de la España americana. La otra se produjo como efecto posterior a la guerra civil y la dictadura. La izquierda identifica a la nación con la dictadura y convierte su odio a esta en odio a aquella. Así surge la actual furia antiespañola de la izquierda española y su alianza con las fuerzas hispanófobas nacionalistas. Quizás haya llegado el momento de poner pie en pared. Y de exigir a los gobernantes que persigan las ofensas a la nación española o se aparten porque no cumplen con dignidad. No se puede defender la seguridad, la libertad y la integridad si no se sabe defender y exigir el respeto.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LAS RAZONES DE UN ENFADO

Por HERMANN TERTSCH

ABC  Sábado, 12.05.18

«Jurídicamente no hay ninguna posibilidad de que podamos proteger a las empresas alemanas ante las decisiones del gobierno norteamericano». Con estas crudas palabras expresaba ayer el ministro federal alemán de Economía, Peter Altmaier, la situación real que afrontan los europeos. Aquí está la causa real del inmenso enfado europeo, mucho más que en sus exagerados miedos a una guerra nuclear que tan buen eco histérico tienen en los medios del continente. Más allá de las majaderías de la izquierdista Federica Mogherini que pretende que el Acuerdo subsiste sin Estados Unidos. Todos saben que eso es una fatuidad ideológica de la jefa de exteriores de la Comisión que equivoca mucho sus deseos con la realidad.
«Veremos qué se puede mantener con vida del acuerdo sin la gigantesca potencia económica», decía Angela Merkel. Se habla de economía y no de guerra nuclear. Porque el problema está en que se aplaudió un acuerdo muy desequilibrado en favor de Teherán por motivos económicos. Había que entrar masivamente en el mercado de un Irán deseoso de inversiones y liberado de sanciones.
Ahora quienes no secunden las sanciones que reintroduce Estados Unidos contra Irán se cierran las puertas en Estados Unidos. Más allá de garantías e indemnizaciones por contratos ya en marcha. Los europeos buscan formas de limitar los daños para una situación que se había anunciado, pero que se empeñaron en creer que no llegaría.
La manía de creer que Trump iba a olvidar sus promesas electorales jugó otra mala pasada a los europeos. Como siempre con Trump, creían que era un farol.
Él ya había calificado en 2016 de «pacto peligroso para la seguridad de Estados Unidos» el Acuerdo. Abandonarlo era, con la retirada de otros acuerdos multilaterales y el muro en la frontera mexicana, una oferta estrella en el programa y la campaña.
No se sabrá si se pudo haber convencido a Irán de que era insostenible el acuerdo arrancado a un Obama deseoso de algún éxito. No se intentó. Todos quisieron doblarle la mano a Trump, no a Irán. Y el presidente de Estados Unidos ha demostrado ser al menos tan firme como los mullahs.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario