EL TERRORISMO BLANQUEADO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 07.04.17

Por miedo al conflicto todos tienden a tolerar todo. Hasta lo intolerable

«EJECUTAR a un facha mientras le susurras al oído: Madrid será la tumba del fascismo». «Esperemos que Cristina Cifuentes muera antes de las doce, será un puntazo que muera en el aniversario del pioletazo a otra rata». «El asesinato de Rajoy va a ser #unatravesurainfantil». «Lo único que lamento es que Adolfo Suárez no hubiera muerto con una bomba debajo de su choche». «Me molesta que Rajoy no haya recibido aun un balazo en la cabeza». Durante casi una semana ha sido una cuestión principal en la actualidad política nacional española el dirimir si esas frases son chistes. Esas y otras no menos crueles y brutales, casi todas expresando un deseo de asesinar o el gozo por el asesinato habido. Todas estas frases son de Ramón Verá, un joven que se declara transexual y se llama ahora Cassandra. El hecho de que un joven desequilibrado escriba frases salvajes en las redes sociales no tiene importancia. Sí la tiene que la tercera fuerza en el parlamento español, los comunistas de Podemos, hayan convertido a la inverosímil Cassandra en mascarón de proa para una ofensiva que acabe con las restricciones legales a la apología del terrorismo y la humillación de las víctimas. Con razonable éxito. La mayor parte de la izquierda española y sus aledaños separatistas, se pliegan ante el señuelo del chiste y la libertad de expresión. Los líderes de Podemos ya tenían un largo historial de tuits de apología del asesinato y la violencia. La defensa de sus emuladores es ahora un salto cualitativo en la ofensiva contra el Estado de Derecho.
La defensa que plantean ahora Podemos y satélites busca romper los diques legales que impiden considerar a ETA y sus atentados algo positivo para la «democracia progresista». Esta nueva visión, que es la etarra, justificaría tanto la gratitud a la «lucha armada» como la movilización en favor de terroristas y sus tesis. Garantizar la impunidad de la celebración del asesinato o la demanda de la muerte del adversario político abre las puertas a convertir al terrorismo en un factor político normalizado más. Y debilitar aún más al constitucionalismo. Ahora sufre otro embate en el País Vasco donde toda la izquierda española se ha unido a los nacionalistas en apoyar a ETA y sus organizaciones en la mascarada de la entrega de armas de mañana día 8.

Otra vez la «narrativa» de una ETA progresista con buenas intenciones y merecedora de gratitud. Como la interpretación de la defensa de los tuits sobre Carrero Blanco, eje de la acusación y condena a Cassandra, pero también eje de la manipulación de sus «defensores». Ayer mismo, miembros de la sórdida camarilla de propagandistas de la ultraizquierda fomentada paradójicamente en cadena tan cercana al Gobierno del PP como LaSexta, decía que el atentado a Carrero no debía ser considerado siquiera terrorismo porque era contra un «jefe de gobierno genocida». Nadie denuncia semejantes vilezas contertulias y pocos se atreven a propugnar la aplicación de la ley. Por miedo al conflicto todos tienden a tolerar todo. Hasta lo intolerable. Y así se impone el discurso etarra de la falsificación histórica en toda la izquierda y parte del ultracentrismo. Nada ha hecho para evitarlo un gobierno del PP que ha mantenido intacto toda la estrategia colaboracionista de Zapatero. Mientras ayer en San Sebastián voces como Savater, Pagazaurtundúa u Ordóñez pedían lucidez, firmeza y dignidad a los españoles, es evidente que el mensaje antiespañol de la mentira totalitaria avanza, con televisiones volcadas en propaganda afín y un ejército de cómplices que no tienen enfrente más que a un gobierno dedicado a sí mismo y una sociedad moral y políticamente confusa e inerme.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LARGAS SOMBRAS

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 04.04.17

¿Qué verdades terribles y trascendentes se nos hurtan de estos tres lustros?

EL criminal proyecto chavista de Venezuela, último gran experimento de la ingeniería social de la izquierda ideológica, aplicado durante más de tres lustros con todos los apoyos políticos y recursos económicos imaginables y, pese a ello, trágica y sangrientamente fracasado, lanza en su aparatosa agonía graves sombras sobre España. Hay muchos españoles corresponsables del dolor, el hambre, el miedo y la muerte en todos estos años de jugar con los seres humanos mientras se saqueaba al país más rico de América del Sur. Ahí están los de Podemos pagados como agentes del siniestro aparato para, al igual que los servicios secretos cubanos, formar cuadros comunistas en el aparato chavista. Algunos de estos agentes españoles arribaron en Venezuela poco después de que en España, en marzo del 2004 y gracias a las bombas de Atocha y sus 192 muertos, llegara al poder José Luis Rodríguez Zapatero. Quien ahora mismo es el mayor valedor de un régimen ya abiertamente criminal, golpista y volcado en la delincuencia como es el de Nicolás Maduro. Quizás algunos de estos enlaces ya estuvieran antes en Caracas, como estaban militantes de ETA, esa banda a la que Zapatero llegó a tratar como hoy al régimen golpista venezolano.
Aquellos agentes comunistas españoles ganaron en Caracas mucho dinero y recibieron de allí el apoyo necesario para su franquicia totalitaria en España. Que habría de capitalizar las nuevas corrientes de odio y revancha que, con su voladura de la cultura de la transición, iba a poner en marcha desde La Moncloa el propio Zapatero. La descalificación de la reconciliación nacional en aras de una nueva doctrina del enfrentamiento contra «la herencia franquista» para una legitimidad frentepopulista fue clave en esta lucha ideológica. Sin ella no cabe entender una juventud radical tan ideologizada y guerracivilista en su ofensiva para deslegitimar la transición y la Constitución de 1978. Se dice que las relaciones especiales de Zapatero con el régimen –creado por Hugo Chávez sobre una base ideológica comunista y la fortuna petrolera– surgen después de 2004 con los negocios de armas bilaterales.

Habrían participado ministros españoles después asiduos del Caribe, con lazos muy privilegiados en la capital clave que es La Habana, donde radica el centro del poder estratégico del chavismo, financiado desde Caracas pero dirigido por Cuba. Y competente en la expansión ideológica, económica y cultural del chavismo, los negocios de la guerrilla colombiana de las FARC y las compras de voluntades por todo el mundo. Incluidas las relaciones con el régimen de Teherán, otro aliado de Chávez, apoyo directo para los agentes chavistas españoles en la organización de Podemos y promotor de la alianza de Civilizaciones de Zapatero. Hay quienes sugieren que las relaciones de Zapatero con Venezuela son anteriores. Chávez tenía una clara motivación para derribar al Partido Popular porque acusaba a José María Aznar de haber apoyado el intento de derrocarle a él en abril del 2002. En todo caso, hoy vemos con estupefacción el ignominioso papel de un expresidente español convertido en desvergonzado protector de un régimen criminal y al actual Gobierno de la Nación prestándole en ello impúdica cobertura. Aunque el poder insista en entretener a la sociedad con corruptelas mezquinas del más vulgar corral político, aun hay españoles que se preguntan cuáles son las verdades terribles y trascendentes que se nos hurtan de estos tres lustros. Que arrojarían luz sobre las largas sombras de siniestras complicidades que ocultan las causas profundas del descarrilamiento de España. Y del amplísimo consenso del engaño que nos niega los recursos para reaccionar con veracidad, convicción y coraje ante las mil amenazas que nos acechan y paralizan.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

PELIGRO INMINENTE DE SANGRE

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 01.04.17

Los políticos melindrosos y tibios hacen más daño a Venezuela que el hampón comunista del chavismo

La admirable periodista venezolana Eleonora Bruzual dice que mucho más daño que el más salvaje hampón comunista del chavismo han hecho en Venezuela los políticos tibios y melindrosos de la oposición. Esos que sin compartir el delirio del régimen y sabiéndolo totalitario llevan lustros con excusas para no hacerle frente. Comodidad, complicidad o cobardía, son muchos los motivos para callar ante un régimen que castiga con dureza la desafección y que solo permite vivir mínimamente por encima de la miseria a quienes expresan su obediencia. Pero la quiebra del sistema genera ya tal ira y desesperación popular que a Nicolás Maduro y su banda de malhechores les resultaba imposible mantener el más superficial artificio democrático. No podía cumplir la demanda de unas elecciones imposibles de falsificar tanto como para que el resultado fuera otro que un masivo rechazo al régimen.

Ahora Maduro ha roto su última amarra con las pretensiones democráticas. Para dar credibilidad a su poder total tendrá que aplastar las manifestaciones que ya comenzaron ayer. Como sea. Le será muy difícil dividir ahora al frente opositor, por mucho que intriguen cómplices del régimen como J.L. Rodríguez Zapatero o Ernesto Samper. Es un momento crítico en el que el régimen estará tentado a sembrar terror suficiente para ganar tiempo y reagruparse. Se verá si el Ejército le sigue en esta huida hacia adelante. Y si le sigue el aparato. Porque la denuncia del golpe por la fiscal general chavista, Luisa Ortega, es prueba de fisuras. Es grande e inminente el peligro de que corra mucha sangre. Por eso, Maduro debe saber que la represión violenta le llevará inexorablemente al Tribunal Penal de La Haya. Y que no habrá otra Cuba en el Caribe. Urge que los gobernantes democráticos acaben de una vez con su propio papel de tibios y melindrosos que los convierte en cómplices de la tragedia venezolana. Urge la enmienda. España debería jugar un papel principal en ella para paliar algo una profunda vergüenza por la detestable conducta de Zapatero y del gobierno Rajoy al apoyarlo.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL HAMPA Y LOS INDOLENTES

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 31.03.17

Dastis dice que «no es una decisión tranquilizadora» que Maduro proclame la dictadura total en Venezuela

EN Venezuela desgobierna, con mano de hierro y cerebro que se antoja híbrido de molusco y rata herida, uno de los regímenes más delincuentes e ineptos del planeta. Esto no es noticia. Casi no lo es por ello el golpe de Estado del presidente Nicolás Maduro al ordenar a los hampones que ha puesto en el Tribunal Supremo que secuestren los poderes de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición tras su abrumadora victoria del 5 de diciembre de 2015. No disimulan nada sus fechorías quienes heredaron el régimen de un demente y carismático militar llamado Hugo Chávez Frías. Y que aunque pareciera imposible lo lograron empeorar hasta convertirlo en la pesadilla del horror que es hoy, con la población torturada por hambre, terror, enfermedad, crimen, miseria y delirio mentiroso.
Desde el 17 de febrero preside el Tribunal Supremo un tal Maikel José Moreno Pérez, que fue policía político, presidiario, asesino en al menos dos casos y encargado de trabajos sucios de la cúpula chavista. Un perfecto representante del hampa, como la mayoría de los altos cargos del régimen, que es el encargado de este trabajo sucio supremo. Maikel José es un criminal a la cabeza del Tribunal Supremo en una potencia petrolífera, el país más rico de Sudamérica que el socialismo, su patrono en La Habana y un saqueo sin precedentes en la historia moderna han convertido en uno de los más miserables del planeta.

Hace tiempo ya que Nicolás Maduro sabe que su única posibilidad de no acabar la vida en la cárcel o en un exilio pendiente de extradición a La Haya es imponer la línea dura de cubanizar el régimen. Las elecciones de diciembre 2015 demostraron que en buena lid está acabado. Por eso el régimen de esta hampa política bajo la amenaza de castigo por sus inauditos crímenes y robos, tiene decidido que su único futuro es cubano. Allí la jaula intacta desde hace 60 años garantiza aun hoy la seguridad, la impunidad y el patrimonio de todos los criminales de la cúpula del partido y es tratada con sumo cariño por todo el mundo. La vergonzosa obsequiosidad de la UE con nauseabundos honores al Fidel Castro vivo y muerto fueron una clara lección para Caracas. Con una amenaza creíble de un mal peor, el régimen de Caracas sabe que nada ha de temer de las democracias. Su único miedo puede ser Donald Trump, al que tienen en casa muy ocupado. La OEA y la UE han estado a la misma altura moral. Aunque la UE ya da más vergüenza. ¿Y España? El ministro Alfonso Dastis dice que «no es una decisión tranquilizadora» que el Supremo arrebate al Parlamento sus poderes, que Maduro proclame la dictadura total en Venezuela. Mejor callarse, ministro, que avergonzarnos a todos. Bastante escarnio es ya José Luis Rodríguez Zapatero, convertido en jenízaro protector de la narcodictadura, quién sabe con cuántas motivaciones. En una misión que la oposición venezolana calificó de tramposa y miserable y que Rajoy y su gobierno han seguido defendiendo. Estupor producen estos gobernantes sin músculo moral ni sentido del ridículo. El dolor de los venezolanos secuestrados por el régimen de Maduro genera rabia, y vergüenza, la indolencia europea. Ayer atacaba Mariano Rajoy en Malta a los partidos populistas, en esa moda europea de tachar de populistas a todos los que no sean amigos y no hagan lo que nos gusta. Gran ocasión tuvo de anunciar medidas contra algo mucho peor que un partido populista como es esta dictadura. Y para proclamar la solidaridad con los venezolanos y sus presos políticos. Se le olvidó.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

REALIDAD EN DESCOMPOSICIÓN

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 28.03.17

La única solución real está en la incondicional restauración de la ley

PABLO Iglesias, el líder de Podemos, el mayor partido comunista de Europa hoy en día, con 70 escaños distribuidos por sus franquicias, pedía ayer que se aboliera la figura delictiva del enaltecimiento del terrorismo. Está claro que los comunistas españoles quieren entrar en una nueva fase de agresión al Estado en la que quieren desmontar impedimentos. El enaltecimiento de los crímenes terroristas y violencia contra gobernante e instituciones justifica por adelantado posibles acciones futuras y ayuda a intimidar aun más a la sociedad. Ahora que con leyes de Memoria Histórica cada vez más perversas pretenden prohibir por ley que se exprese la verdad sobre el pasado de España. Y la verdad sobre unos y otros. Cuando se publican en libro las pruebas de que la II República nada tenía de democrática cuando llega el 18 de julio. Porque además de los golpes de Estado de octubre de 1934, el Frente Popular había robado las elecciones de febrero a la derecha. Casi evocando los asaltos de aquella época, una banda juvenil de otra organización comunista y separatista, las CUP, asaltaba ayer una sede del PP. Esta organización es cómplice de la Generalidad. Una y otra, inmersas en el delito flagrante. Es el hampa que ya gobierna. Pues un día antes, en el Congreso del PP de Baleares, el nuevo presidente, Gabriel Company, se negaba a utilizar el castellano en su alocución final. Y se rechazaba una enmienda que otorgaba a los padres el derecho a elegir la lengua de educación de sus hijos. El PP se une a la política de marginación de la lengua española. Contra los derechos de los españoles. Por mucho que nos cubran de eufemismos. No lejos, también en un Congreso del PP, del catalán, en Hospitalet, el presidente Mariano Rajoy se quejaba de que los separatistas violan el Estado de Derecho porque «sin el cumplimiento de la ley no hay democracia». Cuatro trazos de la actualidad española que dan toda la razón a Rajoy: No se cumple la ley, ergo no hay democracia. Pero Rajoy no tiene derecho a la queja. Sino el deber de atajar la realidad que lamenta.

No se cumplen las leyes, se violan impunemente y quienes están obligados por ley y juramento a hacerlas cumplir dichas leyes, no lo hacen por cálculo político y conveniencias propias. Son capaces de todo con tal de no hacer nada. No es solo falta de voluntad. No hay recursos. Ni coraje para asumir la responsabilidad de poner fin a esta deriva suicida. No hay músculo político y moral para aplicar la ley con la razón que asiste al Gobierno de España. Por eso el proceso de descomposición, que ya afectó al PSOE de lleno, arrastra ahora al PP. Y sin reacción se llevará por delante tarde o temprano a las instituciones. La victoria total del golpismo de la Generalidad, la independencia de Cataluña, es imposible. Porque nadie en Cataluña está dispuesto a sacrificar nada, no hablemos de la vida propia o de un hijo, por esa independencia. Y porque arrastraría a violencia y destrucción a medio plazo a toda España. Pero los efectos de este desafío son devastadores. La nauseabunda actitud del PP de Baleares hacia la lengua común –de ahí su importancia y el odio que le profesan, por unificadora–, sería impensable sin la agitación y dinero del catalanismo separatista y agresivo en Baleares o Valencia. Toda España está ya secuestrada en su desarrollo y convivencia por el chantaje permanente de la sedición separatista. La deriva es terrorífica para una España inmensamente frágil en una Europa en serio peligro. La única solución real está en la restauración incondicional de la ley. Cuanto más tiempo tarden los gobernantes en llegar a esta conclusión más traumática habrá de ser.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

UN PULSO ENVIDIABLE

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 25.03.17

Washington nos ofrece el magnífico pulso entre los poderes del Estado enfrentados

La sustitución del sistema de asistencia médica conocido como Obamacare es un punto clave en la agenda política del presidente Donald Trump. Y la pugna parlamentaria por el mismo ya ha sido para el presidente la primera gran ducha fría de realismo ante las dificultades que ha de encontrar para cumplirla. Hace siete años se aprobó la «Affordable Care Act» por la que Barack Obama imponía un sistema para incluir en el sistema sanitario a millones de americanos sin cobertura de seguro. Imponía obligaciones a individuos y empresarios que levantaron serias ampollas, se tachó de «socialista», pero ante todo disparó el gasto y los precios de tal forma que mientras cubría a unos antes descubiertos, dejaba a la intemperie a muchos que ya no podían permitirse las cuotas. Obamacare se convirtió así en símbolo del intervencionismo caro y fracasado de Obama que los Republicanos querían liquidar a toda costa. Pero cargarse retóricamente un símbolo del adversario es más fácil que sustituir un complejísimo sistema sanitario con las compañías aseguradoras, los contratistas, los asegurados de las diversas edades y diferentes coberturas obligatorias y voluntarias. Y los republicanos no tenían un sistema sustitutorio acordado en estos años. Así las cosas, resulta que el « American Health Care Act» presentado por el portavoz republicano Paul Ryan no contentaba a muchos, especialmente a los conservadores que no querían una reforma de Obamacare por radical que fuera, sino su liquidación.

Trump se ha quedado por primera vez en el centro, lo que sin duda ha generado un serio despiste. También a él. Pero asimismo impaciencia. Como el jueves no pudo conseguir una mayoría, el presidente puso a moderados y radicales republicanos ante el ultimátum y la amenaza de que, de no aprobar esta ley, no habría otra y todos habrían de explicar a sus votantes que, por su culpa y voto, siga vigente el odiado Obamacare. En todo caso, Washington nos ofrece una vez más el difícil y magnífico pulso de los poderes del estado nítidamente separados y enfrentados. Es decir, a un soberbio juego de democracia real que aquí todos debíamos envidiar.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

KAREL SCHWARZENBERG

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 24.03.17

La UE no puede ser una idea y una política impuesta por Alemania o tres grandes

LA mayoría de los políticos de la actualidad no saben nada de la historia y por ello creen que todo lo inventan o experimentan por primera vez ellos. Karel Schwarzenberg tiene la historia aprendida, no solo por lecturas, sino por los genes y unos apellidos con medio Gotha y ocho siglos de poder. No tiene que mirar tanto hacia atrás para mostrar ironía ante precipitaciones de políticos de hoy, como la propaganda de Obama/Clinton y la fobia al nuevo presidente, que hablan de conspiración entre Trump y Putin contra Europa. Dice que él tiene la edad y la memoria para recordar la pasión inicial por Nikita Jruschov de un John F. Kennedy adanista y mucho después la emoción de un George W. Bush que dijo haber «mirado al fondo de los ojos de Putin» y haber visto a un hombre de fiar. Recuerda Schwarzenberg que nadie acusó a Kennedy y a Bush de traicionar a EE.UU. Confía en que Trump verá que Putin es una amenaza. También para los intereses de EE.UU. Todos los acuerdos que puedan hacerse con Putin han de ser desde la firmeza y la certeza de que él sepa que nosotros sabemos cuáles son las tentaciones que le debemos evitar a Moscú. Según Schwarzenberg, lo bueno de la política rusa es que lleva cuatro siglos haciendo lo mismo. Como no conoce sus propias fronteras se las tienen que mostrar, una y otra vez, los demás. «Trump nos dará muchas sorpresas, pero no solo malas».
Desde el feudalismo medieval, el poder monárquico renacentista, la apoteosis imperial barroca y contrarreformista hispano-austriaca, la derrota napoleónica, el imperio austro-húngaro, la lucha democrática anticomunista y el retorno de la libertad a Mitteleuropa, los Schwarzenberg siempre han sido protagonistas. Y Karel o Karl, el duodécimo príncipe de Schwarzenberg y duque de Krumlov, que no usa títulos oficialmente porque están prohibidos desde 1918 en Checoslovaquia y ahora en Chequia como en Austria, lo ha sido de forma más rocambolesca que sus antepasados.
Nacido en Praga en 1937, tras el golpe comunista de 1948 su familia es deportada y despojada de todo su patrimonio en Checoslovaquia, uno de los mayores de Europa. En 1990 después de 40 años de exilio en Austria, de vida empresarial, luchador por la libertad y célebre como defensor del medio ambiente, volvió a Praga con Vaclav Havel de quien fue jefe de gabinete. Fue dos veces ministro de exteriores, es el diputado checo más votado y perdió con el 45% la carrera a la presidencia checa frente a Milos Zeman. Ahora preside la Comisión de Exteriores del parlamento.

Hace 25 años solo aceptó parte de castillos, casas y tierras confiscados en 1948 que le devolvía la ley de restitución. «No puedo mantenerlo todo». Hoy vive en el castillo de Orlik al sur de Praga, va poco a su palacio de Viena donde abrió un hotel de lujo cuando aun vivía en Austria y a su castillo de Murau en Estiria. Tiene nacionalidad checa y suiza, y se ha casado dos veces con la madre de sus tres hijos, la condesa Theresa von Hardegg. Los Schwarzenberg salieron en el medievo a conquistar poder desde un castillo en la Franconia bávara y estuvieron en todas las cortes europeas. Nadie como él para saber que la UE es muy necesaria, pero que los políticos la hacen peligrar con realidades virtuales sin respetar la realidad de una Europa compuesta por naciones antiguas. La UE no puede ser una idea y una política impuesta por Alemania o tres grandes. Lo advierte un hombre cuyo nombre y biografía son conciencia e historia viva de las ideas más fuertes, profundas y claras en una Europa libre.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario