SEBASTIAN KURZ, EL MACRON DE DERECHAS, FAVORITO EN LOS SONDEOS

Por HERMANN TERTSCH
Enviado Especial a Viena
ABC  Sábado, 14.10.17

El Partido Popular, con un líder de 31 años, aventaja en ocho puntos a los socialistas y a la extrema derecha

Las elecciones generales que se celebran mañana en Austria traerán, si se cumplen las predicciones, cambios de gran calado para todo el continente con un contundente giro a la derecha. Para la propia Austria supondrán el definitivo adiós a la hegemonía socialdemócrata, tanto política como cultural, que se ha mantenido desde la Segunda Guerra Mundial.
Aunque todo dependerá al final de la correlación de fuerzas, se perfila una posible alianza de toda la derecha entre ÖVP (Partido Popular Austriaco, centroderecha) y FPÖ (Partido de la Libertad, extrema derecha) para una vía política nacional conservadora. Esa alianza ya se formó bajo Wolfgang Schüssel (ÖVP) en el año 2000 y generó una oleada de protestas airadas en Europa y hasta una serie de sanciones de la Unión Europea que después fueron levantadas. La ofensiva internacional contra el partido derechista FPÖ, acusado de ultraderechista y hasta, con manifiesta injusticia, de filonazi, se volvió a dar en las elecciones presidenciales que tuvieron que ser repetidas y que ganó al final el candidato verde, Alexander van der Bellen, que concurría en contra del candidato Norbert Hofer del FPÖ.
Austria es el primer país de la Europa desarrollada en el que la balanza en la batalla ideológica entre la socialdemocracia y partidos de derecha que cuestionan abiertamente su hegemonía cultural desde el final de la guerra se inclina hacia los segundos. De momento, este fenómeno solo se ha producido en países con un pasado comunista como Hungría, Polonia, Eslovaquia y Chequia, y en todos ellos, movilizados por cuestiones identitarias y de inmigración y seguridad.
Austria podría pasar mañana a formar parte de ese bloque en abierta oposición a la política de Merkel, de la Comisión Europea y del curso actual de la UE. En cuestiones como las cuotas de inmigración de hecho ya forma parte del mismo. Hasta el propio partido socialista ha asumido ya las posiciones de firmeza restrictiva en la inmigración que hace diez años solo defendía el derechista FPÖ. Hoy solo defiende a Merkel y las fronteras abiertas el izquierdista Partido de los Verdes, de Ulrike Lunacek.


El gran favorito en estas elecciones es el hasta ahora ministro de Asuntos Exteriores y miembro del Partido Popular (ÖVP), Sebastian Kurz, que a sus 31 años dio en mayo una patada al tablero político austriaco. Rompió la gran coalición con el Partido Socialdemócrata (SPÖ) que lleva gobernando diez años ya, en tres legislaturas, y forzó al tradicional Partido Popular a convertirse poco menos que en su organización electoral como Nuevo Partido Popular–Lista Kurz. Lo cierto es que los tres candidatos de los grandes partidos son grandes personalidades. También el canciller saliente, el socialista Christian Kern, que irrumpió como sustituto del fracasado canciller Fayman, en principio un tecnócrata, se ha revelado un político con fuerza pese a la desoladora situación general de los socialdemócratas. Y Hans Christian Strache ha sabido mantener el tipo y a un FPÖ firme pese al vendaval de Kurz y la declarada intención de este de quedarse con todo el espectro de la derecha austriaca.
Inspirado por la operación Emmanuel Macron en Francia, el joven Kurz ha creado una opción personalista, muy acorde a los tiempos, que ha tenido enorme éxito y lidera hoy las encuestas con un 33%. Su partido se hundía al igual que el socialista, ambos bajo el peso del hastío e ineficacia de tan larga alianza de consenso y la pujanza del derechista FPÖ de Strache. Ahora mismo Kurz con su lista ÖVP les saca ocho puntos a FPÖ y SPÖ que aparecen igualados en las encuestas.

Ideas y programa
El candidato popular le ha arrebatado el mensaje derechista a Strache tanto en el campo de la inmigración como en el muy relacionado de la seguridad, de la política de renacionalización y de la educación. Hay quienes creen que esta conversión de Kurz a la política de ruptura cultural con la socialdemocracia es puramente oportunista. Pero lo cierto es que este brillante joven «aparatchik» que entró en el gobierno austriaco como secretario de Estado a los 25 y a los 27 era ministro de Exteriores, no ha cometido ningún error, ha sido muy eficaz en el ministerio y tampoco ha caído en las trampas de una campaña electoral que ha sido un perfecto lodazal.

Mañana se verá si el partido socialista paga en las urnas por sus operaciones sucias de descrédito al candidato Kurz. Por medio de asesores externos, el SPÖ lanzó una campaña en Facebook para difamar al candidato popular como racista.

Candidatos

SEBASTIÁN KURZ
MINISTRO DE EXTERIORES (CENTRO-DERECHA)
Con 31 años, es el ministro más joven de toda la UE. Es el candidato a la presidencia por el Partido Popular Austriaco. En 2009 fue elegido presidente de la sección juvenil del partido.

HEINZ-CHRISTIAN STRACHE
LÍDER DEL PARTIDO DE LA LIBERTAD (ULTRA)
De corte populista de extrema derecha, este técnico dental ha recibido críticas severas por tener un discurso abiertamente xenófobo. Es el actual jefe de su grupo en el Parlamento.

CHRISTIAN KERN
CANCILLER DE AUSTRIA. SOCIALDEMÓCRATA
Empresario y periodista, Kern, de 51 años, es el actual presidente del Partido Socialdemócrata austriaco, y candidato a la presidencia por este partido. Fue consejero delegado de la Compañía de Ferrocarriles.

La derecha y ultraderecha austriacas ya no temen las amenazas de Merkel

Los tiempos han cambiado y si Angela Merkel era aún hace un año la vecina todopoderosa hasta para amenazar directamente a los austriacos si votaban a Hofer, hoy la canciller alemana tiene sus propios problemas con la Alternativa para Alemania (AfD) que cuenta con 93 diputados en el nuevo parlamento. Hoy se puede descartar ya que los políticos austriacos se vayan a dejarse intimidar por las amenazas de sanciones por la supuesta osadía de una alianza entre partidos democráticos y respetuosos de la constitución. Meramente porque la izquierda europea los tacha de ultraderechistas. Las impuestas en 2000 fueron levantadas por la UE tras un informe de una troika presidida por el español Marcelino Oreja que las consideró improcedentes.
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CATARSIS Y PURA FELICIDAD

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 10.10.17

En Barcelona cayó el muro de las mentiras que tenían a España secuestrada

SE ha escrito ya mucho y se habrá de escribir mucho más sobre este domingo 8 de octubre que pasará a la historia como una de esas jornadas luminosas que tan escasamente aparecen en los libros que hablan de España. El domingo lo recordaremos todos los que tuvimos la inmensa fortuna de estar allí como el día en que la nación española cumplió con nuestros mejores sueños. Allí apareció aquella multitud revuelta y variopinta, sin instrucciones, órdenes ni consignas, sin prisas ni ansiedades, sin miedos ni rencores para desencadenar, en armonía, en fiesta y buen humor, lo que pronto fue una inmensa catarsis. Que todos sintieron y todos sabían que estaba pendiente. Lo necesitábamos. No ya los presentes sino toda España necesitaba esta experiencia de encontrarse y sentirse tras tantos sinsabores, humillaciones y silencios, siempre en parte impuestos siempre algo voluntarios y cobardes y culpables por tanto. De esa conciencia esa emoción. Yo lo había visto antes. Tantos adultos llorando juntos tanto, de emoción y pura felicidad. Allá por 1989. Desconocidos abrazados en el llanto, policías con lágrimas bajo las gafas, mujeres con la cara bañada, parejas de la mano con los ojos empapados, evocaban en Barcelona el año milagroso en que cayó hecho trizas el telón de acero de la cárcel de pueblos en Europa oriental. Cuando las multitudes celebraban en las calles de Varsovia, Praga, Berlín o Bucarest, aún incrédulas, en la emoción del cambio trascendente, su nueva libertad. Para Cataluña y para España entera ha caído un muro de mentiras impuestas por unos y asumidas por la mayoría durante siete lustros. Hubo que reunir a tantísimos para confirmar todos juntos que ellos no necesitan ni juegos florales o bailes de tarjetones de colores ni desfiles norcoreanos, ni lemas ni consignas ni órdenes, ni siquiera un poco de orden para reunirse. Para expresar y sentir una comunión profunda que no requiere movilizaciones oficiales ni arengas artificiales. No necesita enemigos porque no es una construcción chovinista de políticos para la política. Sino eso que muchos pretenden y los españoles muchas veces olvidan que tienen, una gran nación, con tanta naturalidad de siglos que a veces se duerme. O se desmaya. Pero también se despierta, como ahora. Sin histrionismo ni histerismos, sin rabia ni violencia pese a tanta humillación, tanta injusticia y tanto atropello. Alegre al verse a sí misma otra vez ahí, despierta y presente. Feliz en su reencuentro consigo misma.

Esta multitud, la nación española, no necesita la falsedad. Otros sí. Quienes sustentan su emoción y proyecto en mentiras que aumentan sin cesar para proteger las anteriores viven en la farsa, en la militancia subvencionada, en el fanatismo con sus mitos y quimeras. Si la falsaria construcción comienza por hacer del patriota español Casanova un nacionalista catalán es lógico que acabe jurando que las empresas no huirán de la independencia. Todo es mentira en el supremacismo nacionalista catalán. La catarsis en Cataluña y toda España llega impulsada por el otro gran momento luminoso de estos tormentosos días: el discurso del Rey Felipe VI. Que demostró que esta vez hay alguien a la altura del reto histórico. También por la proliferación de manifestaciones en defensa de la Nación que se han extendido por toda la geografía española como expresión de esa voluntad de unidad, libertad e igualdad de los españoles. Los españoles pide el fin de la impunidad del delito. De todos. Como en 1808 con la nación en peligro, demandan una enmienda general. Esta vez para restablecer la unidad, la dignidad y la probidad en nuestra democracia. La clase política, gobierno a la cabeza, intenta frenar estas energías. Esperemos que no pueda. Y que quienes no estén a la altura sean arrastrados al sumidero del mediocre pasado inmediato.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

BARCELONA, CAPITAL DE ESPAÑA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 08.10.17

No puede haber diálogo entre legalidad y crimen

ESTE domingo tenemos todos los españoles, también los que no estén allí, una gran cita con la historia en Barcelona, hoy capital de España. Con una manifestación en defensa de la unidad de España, del Estado de Derecho y el pluralismo. Comienza al mediodía y debiera marcar el principio del fin del control de las calles catalanas por el miedo impuesto por el régimen nacionalista. Y también el regreso a Cataluña de la España institucional y de la propia idea de la nación española. Porque España ha estado ausente de Cataluña, los españoles han estado sometidos al terror blando de instituciones convertidas en órganos separatistas.
Esta manifestación que cuenta con masivos apoyos de la oposición catalana, fuerzas políticas españolas y apoyo del Gobierno de Madrid, llega después de una oleada de manifestaciones que tenían los mismos fines pero no la misma suerte. Fueron boicoteadas y difamados por los partidos, los medios y el Gobierno. Pero allí estuvieron muchos millares de españoles que en ciudades y pueblos salieron los primeros a defender a los catalanes de la sevicia nacionalista. Su movilización contra la humillación, contra la pasividad del Gobierno y en favor de acciones en defensa de la unidad y la Constitución, recibió el gran espaldarazo del histórico discurso del Rey. Esa ha sido la primera reacción, espontánea, profunda, de la nación, que hoy debiera tener su expresión colosal en Barcelona. Que no estropeen ese inmenso capital del pueblo español en marcha, los cálculos de partidos, intelectuales y negociantes.

La cita de hoy suma muchas adhesiones de muchos rincones geográficos e ideológicos. Hasta el PSC, uno de los grandes culpables de la tragedia separatista, deja ir a sus militantes. Se verá si ampliar el espectro no desdibuja los fines. Si no se debilitará la necesaria radicalidad contra el nacionalismo en beneficio de tibias fórmulas de acuerdos con unos separatistas en retirada ordenada. Muchos temen que a la cabeza de esa vía de «reconciliación entre la legalidad y el crimen» esté Mariano Rajoy que desde el discurso del Rey no deja de intentar debilitar el diagnóstico real. Los golpistas que han de pagar por sus actos. La impunidad de la cúpula sediciosa hundiría a España en el desgobierno y el caos. Esta búsqueda de «diálogo» para no cumplir la ley solo prolonga la deriva al desastre total. Cuando hay una oportunidad histórica para la general enmienda de las perversiones del sistema. La defensa de España implica la lucha contra el nacionalismo para derrotarlo, deslegitimarlo y neutralizarlo como factor decisivo en la política española. Son días estos que pasarán a la historia de España, nadie sabe si como punto de partida hacia una gran enmienda histórica que fortalezca a España, su democracia y su Estado de Derecho o hacia su definitiva quiebra, desarme y destrucción. Lo que nos jugamos es todo. Esperemos que hoy en una manifestación sin precedentes en Barcelona se reafirme la idea de una nación movilizada en defensa incondicional de su unidad y sus leyes cuya mejor expresión fue el discurso del Rey.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

OTRO PREMIO A JOHN LENNON

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 07.10.17

Este año se vuelve a un premio a las buenas intenciones con objetivos inalcanzables

El Premio Nobel de la Paz es desde hace tiempo un indicador de las prioridades del zeitgeist, la moda humanitaria y los intereses del mundialismo socialdemócrata y su corrección política. Algunas veces escandalosos como en 2016 con el galardón al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, por imponer un plan cubano de empoderamiento del narcoterrorismo de las FARC contra la voluntad expresa de su pueblo. Este año se vuelve a la pureza absoluta con un premio a buenas intenciones con objetivos inalcanzables, por tanto especialmente nobles.
El Comité Noruego del Nobel ha premiado a la «Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares», (ICAN) una juvenil iniciativa de pacifistas liderados por una joven sueca, Beatrice Fihn, que dedica su tiempo y las subvenciones a buscar organizaciones cooperantes, ya son 450, para convencer al mundo de que hay que prohibir las armas nucleares.
Su gran éxito ha sido lograr que 50 países firmen esa prohibición. Son países que no tienen ese arma ni la tendrán. Los que la tienen se ríen de la iniciativa. Pero ellos, gracias al Nobel, tendrán además del dinero del premio más subvenciones para recabar más firmas y movilizar más sentimientos antinucleares. Que siempre servirán al menos para insultar a Donald Trump.
El pacifismo ha tenido buen cartel incluso cuando no era inocente. Este es solo como nuestras sociedades desarrolladas, infantil. El problema de las armas nucleares no es que las tengan los grandes. Solo se han usado una vez y fue para acortar una guerra y salvar vidas. El problema está en que desde que fueron inventadas ya no deja de ser posible que alguien las haga. Cualquier físico mediocre con la tecnología, el combustible y el dinero suficiente se apaña. Aunque todos destruyeran las suyas, y de repente sería el jefe, los demás correrían a hacer las suyas de nuevo.

El Nobel no se da a nadie que asegure la paz, sino a quien canta «Imagine» de John Lennon, canción, por cierto, de nefastas consecuencias culturales.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

OFENSIVA CONTRA EL REY Y LA NACIÓN

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 06.10.17

Las llamadas al diálogo con los golpistas buscan evitar la reacción nacional

LA «operación salida de Cataluña» consumada por el Banco de Sabadell y CaixaBank, y a seguir al parecer por numerosas empresas, es ante todo la confirmación de que la muy previsible realidad de que el separatismo genera miseria. El dinero huye del caos, de la falta de ley y la barbarie vista en las calles catalanas. Pero también es la constatación palmaria por parte del mundo empresarial, económico y financiero de que asume ya como muy cercana la posibilidad de que el golpe de Estado separatista triunfe. De que el Gobierno español fracase en sus medidas reactivas y posibles planes de restauración de la legalidad. De que el presidente Mariano Rajoy sea definitivamente incapaz de recuperar el control sobre el territorio español que ha perdido. Dicho de otro modo, los poderes más realistas, los económicos, no confían ya en que el Gobierno logre sus propósitos y sí temen que los golpistas alcancen los suyos. Mientras, el Gobierno anuncia un decreto para facilitar la huida de empresas de Cataluña. Se toman decisiones como si creyera posible y probable que España estalle en pedazos. Eso es así, guste o no a Rajoy y su gobierno, que pierden a chorros su credibilidad. Nada es como dijeron. Han fracasado en todo lo que han hecho para frenar a un separatismo que bajo su gobierno ha sido cada vez más organizado, procaz, peligroso y canalla.
El discurso del Rey Felipe VI expresó convicciones y anhelos de millones de españoles que se sienten humillados y maltratados. La mayoría respetuosa con las leyes constata siempre que quienes delinquen y violan las leyes gozan de impunidad. Los enemigos de la Constitución gozan de ventajas y los leales a España sufren discriminación y represalias. El agravio ha crecido a lo largo de décadas y hoy es hasta físicamente doloroso con las imágenes de los pogromos de las turbas separatistas contra policías y guardias civiles. España comienza a ser un clamor que exige, como su Rey Felipe VI, que se imponga la ley y la justicia tras años de pasividad de los gobernantes ante los preparativos públicos y obscenos del golpe de Estado. Nunca un Estado ha ayudado tanto a sus enemigos autoproclamados. Algún día se sabrá algo más de esos misterios que rodean a siniestros personajes en el eje de poderes de Madrid y Barcelona, agazapados en grandes empresas y grupos de comunicación, hiperactivos en el movimiento sedicioso mientras gozan de protección del Gobierno de Madrid.

El hartazgo y la rabia de los españoles se desbordan por la agresión brutal, la hispanofobia lacerante, las mentiras grotescas, la humillación por el maltrato a las fuerzas del orden y la incomprensible pasividad del Gobierno. La reacción comienza a adquirir un carácter nacional y transversal que ha hecho saltar las alarmas en la izquierda española. Siempre celosa de mantener el desarme moral y el relativismo impuesto por su mensaje hegemónico. Se han lanzado, socialistas y comunistas de Podemos, con su artillería en todas las televisiones a una «campaña por el diálogo» que en realidad es una ofensiva contra el Rey, la única defensa clara que hoy tiene la Nación acosada. Quieren «diálogo» con los golpistas para evitar a toda costa el restablecimiento de la ley en Cataluña, que supondría la victoria de España como nación. No la tienen todas consigo. Mientras el dinero huye, la conciencia nacional vuelve. Y a los partidos, todos ellos fóbicos a la idea nacional, les asusta. Puede que la agresión separatista y la conspiración para dinamitar a España haya desencadenado la única reacción capaz de salvarla que es la movilización de la nación española, identificada en este momento de dramatismo histórico con su Jefe de Estado.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

«ESPAÑA, EN MOVIMIENTO»

¿Qué debe hacer el Gobierno para frenar a los independentistas? Los columnistas de ABC responden

Los opinadores del diario dan su visión sobre el problema catalán y sobre las posibles soluciones: ¿diálogo? ¿aplicar el 155?

«ESPAÑA, EN MOVIMIENTO»
Por HERMANN TERTSCH
ABC  Jueves, 05.10.17

El anuncio de la “operación salida” de Cataluña de diversas empresas y los planes anunciados por los dos grandes bancos, La Caixa y Sabadell, son la confirmación de que la muy previsible realidad de que el separatismo genera miseria. Pero también la constatación palmaria por parte del mundo empresarial, económico y financiero de que asume ya como muy cercana la posibilidad de que el golpe de Estado separatista triunfe. De que el gobierno español fracase en sus medidas reactivas y posibles planes de restauración de la legalidad. De que ese gobierno bajo Rajoy sea definitivamente incapaz de recuperar el pleno control sobre el territorio español que claramente ha perdido. Dicho de otro modo, los poderes más realistas, los económicos, no confían en que el gobierno logre sus propósitos y sí temen que los golpistas alcancen los suyos. Es decir, creen posible a corto plazo que la cuarta potencia económica de la Unión Europea, estalle en pedazos. Eso es así, les guste o no a Rajoy y Sáenz de Santamaría que pierden credibilidad a chorros día a día.
El discurso del Rey Felipe VI expresó convicciones y anhelos de millones de españoles que se sienten humillados y maltratados. Por los separatistas, por la opinión exterior y por sus gobernantes. Hace ya muchos años que en España la inmensa mayoría respetuosa con las leyes constata que quienes delinquen, violan y abusan de las leyes gozan de sistemática impunidad y consiguen imponer sus discursos con prepotencia. En Cataluña especialmente ha quedado claro que los enemigos de la Constitución han gozado de infinitas ventajas y los leales a la misma y a España han sido víctimas sistemáticas de represalias. Ante la pasividad absoluta de los gobernantes de Madrid. El agravio ha crecido a lo largo de los lustros. Hoy se hace dramáticamente insoportable.
Ahora España es un clamor que exige se restablezca la ley y la justicia que han sido minadas durante décadas. Y desmanteladas finalmente con desvergüenza y desprecio a España en los últimos años. Especialmente durante los abiertos preparativos del golpe de Estado que se prolongan ya más de tres. A plena luz del día. Con los gastos pagados por el erario español. Nunca un Estado como el español ha tenido tanta generosidad con sus enemigos hasta para cooperar en las intrigas y financiar la conspiración para destruirlo. Algún día se sabrá algo más de todos esos misterios que rodean a siniestros personajes en el eje entre los poderes de Madrid y Barcelona, agazapados en grandes grupos de comunicación, hiperactivos en el movimiento sedicioso mientras gozan de protección especial del Gobierno de la Nación y de otros poderes que tanto han hecho por destruir las defensas culturales, identitarias e históricas de España.

Nadie sabe lo que va a pasar en los próximos días, semanas y meses. La situación es prerrevolucionaria en Cataluña. Todo, incluido lo peor, es posible. En Cataluña hasta ahora el protagonismo ha sido todo de las masas separatistas organizadas durante años por la Generalidad con cuadros de mando y estructuras generados con dinero público. Pero ahora se ven claros indicios ya de que tanto dentro como fuera de aquella región se ha puesto en marcha España, tanto tiempo desaparecida y por muchos declarada difunta. Ya es muy evidente que el inmenso hartazgo y la rabia que se desbordan han transformado la percepción del conflicto. La agresión brutal, el desprecio general de la dirección separatistas, la humillación ante el maltrato a las fuerzas del orden españolas y la pasividad del gobierno, han generado en toda España, más allá de una reacción patriótica emocional, la convicción de que se impone un cambio. Y que para que se imponga el cambio debe antes que nada imponerse la ley y hacerse justicia en Cataluña. Con el fin del golpe y la detención de sus cabecillas. Se extiende la convicción de que sin esta solución justa toda España está en peligro de hundirse en el caos y la violencia. Lejos de lo que proponen los partidos izquierdistas de buscar el diálogo y las concesiones hacia los responsables del crimen político que llevaría al reconocimiento de independencias diversas, se exige el cumplimiento de la ley. A pesar del terrible desarme moral y del relativismo propagado e impuesto por el mensaje cultural hegemónico en estas décadas, la reacción, que es transversal, entra en unos cauces de reactivación de la defensa de la unidad de la Nación. Esto alarma ya a los centros de poder del sistema. Las manifestaciones en defensa de la unidad de España celebrados en toda su geografía no han tenido, salvo la del lunes próximo en Barcelona, el apoyo de ninguno de los partidos. No obstante y pese a la incansable propaganda pro secesionista y pro golpista en todas las televisiones privadas y publicas España se ha puesto en movimiento. Puede así que la conspiración para vender a la Nación e imponerle desde Barcelona como desde Madrid, nuevas estructuras que supondrían su desaparición de hecho, haya desencadenado otra vez la única reacción capaz de salvarla.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ARRIBA EL ÁNIMO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 03.10.17

Es una gran oportunidad para la Nación Española

LA ola de desolación que cubrió España el día 1 de octubre ha generado el mayor ambiente general de tristeza y pesimismo que se percibe en España en muchas décadas. Quizás sí, quizás haya que remontarse al año 1936 para encontrar un estado de ánimo de angustia y fatalismo como el que se respira después de los acontecimientos del domingo en Barcelona. Una minoría separatista festeja en Cataluña su bien fraguado triunfo de trampas, mentiras e imposturas con el que se promete poder engañar al mundo para que apoye su sinrazón y un proyecto básicamente fraudulento y definido por su matonismo y la procacidad de sus desprecios a las reglas democráticas, a la honradez intelectual y la probidad personal. Mientras, millones de españoles dentro y fuera de Cataluña sienten dolor, humillación y desamparo, sentimientos estos sí muy reales y auténticos y por lo demás no extraños en la larga historia de la vieja nación española.
Los españoles están tristes con razón. El domingo vieron en directo, –en unas televisiones volcadas en hacer daño al Estado de Derecho y beneficiar al crimen político–, cómo triunfaba la añagaza de unos taimados y mediocres gobernantes de provincias acaudillando a una masa fanatizada, adoctrinada en la lealtad tribal y la xenofobia. Ganaba la batalla a la noble idea de la legalidad y la verdad. Defendida por unos policías y guardias civiles que pusieron en peligro su propia integridad para minimizar los riesgos a gentes movilizadas contra ellos en un odio químicamente puro. Y vilipendiados por medios españoles que el gobierno del PP ha dejado en manos de separatistas y comunistas. A esos medios españoles hispanófobos se ha unido en esta ocasión toda la marabunta de la prensa internacional en su 90% sometida a la corrección política socialdemócrata que no se rige por la verdad sino por la moral, por la suya, por supuesto. Lo han demostrado con sus cataratas de mentiras contra Trump, Hungría o todo lo que cuestione el consenso biempensante globalista. Nada mejor para más espacio en portada, más tiempo de emisión, más relieve, que esa lucha del David catalán «antifascista» contra un Goliath que tenía un abuelo facha.
El problema no está en la mala fe de quienes desde la ignorante y frívola prensa internacional ayudan al golpismo separatista a buscar protección exterior contra la reacción del Estado democrático y de la Nación. Que llegará y habrá de restaurar la legalidad en toda España. El problema está en la ineptitud, la ignorancia y la desesperante impotencia del Gobierno y su gente para presentar un mensaje de defensa racional y coherente de la posición de la España leal frente a la golpista. Si Rajoy y su vicepresidenta causaron indignación y rabia el domingo por sus obscenos discursos de negación de la realidad, escuchar al ministro de Exteriores intentar defender a España en televisiones foráneas da simplemente vergüenza. El gobierno debió crear equipos capaces de defender en redes y medios los intereses de España. Pero se ha dedicado un lustro a utilizar los medios para sus mezquindades políticas y personales.

Pese a todo, hay que quitarse miedos y pesares. Estamos mejor que cuando la anestesia de Mariano y sus antecesores funcionaba. Los españoles saben ya que la mera existencia de España está en peligro. Que no hay pacto posible con quien quiere destruirte. Hay que vencer al separatismo. La descentralización ha fracasado. Los nacionalismos llevan 40 años de guerra contra España que siempre cedió por torticeros intereses de sus gobernantes. Si la Nación reacciona el futuro es esperanzador. El domingo se perdió una batalla bajo un capitán desganado. Pero la guerra acaba de comenzar, será larga y como son estas cosas, al final, volverán a ganar los buenos.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario