LA ENÉSIMA PROVOCACIÓN

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 20.10.18

Una caravana de miles de centroamericanos que partió inicialmente de Honduras, y a la que se suman nuevos miembros allá por donde pasa, pretende entrar en Estados Unidos porque sí. Porque ellos lo valen, les han dicho. Dicen que están hartos de violencia y de pobreza en sus países y que por eso han decidido que ellos se van a vivir a EE.UU. Saben que allí gobierna un monstruo llamado Donald Trump, pero a ellos les da igual, desafiarán al dragón y pedirán el apoyo de todos los enemigos de este. Visto aquel espectáculo internacional que se orquestó con la práctica de la obligada separación entre menores y adultos sorprendidos en la entrada ilegal en EE.UU., se prometen una operación de agitación clamorosa que al final fuerce a algún tipo de solución que les lleve a entrar en EEUU. Llegan intoxicados con los discursos de que todos tienen derecho a todo, incluido a saltarse las leyes de los países que atraviesan y de aquel que hará de anfitrión a la fuerza.

Al saber de esta enésima provocación de agitadores extremistas en la región, Trump advirtió a los países pequeños centroamericanos de que si no impedían esta caravana podrían ver drásticamente reducidas sus ayudas. Trump también advirtió que si llegaba a la frontera norteamericana la caravana sería recibida por el Ejército. Es así como se frenan las invasiones. Pero ayer hubo sorpresa y es que México ha decidido actuar como Trump. Mandó fuerzas a su propia frontera sur para parar este espectáculo tan peligroso. Nadie sabe cómo va a terminar esta mala broma que es una escalada de desestabilización en Centroamérica que desprecia las leyes propias como las ajenas.
Jamás en la historia ha aguantado un presidente una operación de acoso y derribo personal como Trump. Pues con 44% de popularidad está a un punto de la que tenía a estas alturas Obama protegido y mimado hasta la náusea y el encubrimiento cómplice por todos los medios del mundo. Los enemigos de Trump desesperan. Le han querido acusar hasta del asesinato saudí de un periodista. Pero pensar que un conflicto en la frontera sur pueda perjudicarle es señal de desesperación. Ayer López Obrador, que quizás acabe llevándose muy bien con Trump, evitó de momento el escenario que los agitadores buscan.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s