SAN DONALDO

Por HERMANN TERTSCH

ABC  Sábado, 01.09.18

Todos insultan a Trump, pero él se mueve y se va saliendo con la suya

Otra vez están los políticos y el periodismo de los nervios con Donald Trump. Esta vez porque ha dicho que la Organización Mundial del Comercio (OMC) es tal desastre, que si no mejora va a sacar a Estados Unidos de la misma. Todos a mirar al dedo y a hacer histéricos llamamientos a cortarlo. Trump pone en peligro el comercio internacional, dicen hasta los izquierdistas occidentales, convertidos por Trump en poco menos que adalides de un TTiP contra el que convocaban manifestaciones no hace mucho. Es otro milagro más de Trump al que se vitupera como si fuera Calígula y acabará demostrando ser para el comercio internacional algo así como un San Donaldo. Con sus desplantes pone en movimiento procesos paralizados, rompe estructuras abusivas y acaba con muchos hábitos y hechos injustos que nadie se atrevía a cuestionar. Nadie le va a dar la razón a Trump, más que sus votantes, pero lo cierto es que se va saliendo con la suya. Y no es matonismo. En gran parte es el triunfo frente a la hipocresía. Unos llevan la fama y otros cardan la lana. Se salió de un Acuerdo Climático secuestrado por la ideología. Pero las emisiones de CO2 no se han disparado en los Estados Unidos de Donald Trump sino en la Alemania, donde la broma antinuclear de Merkel obliga quemar carbón a todo trapo.
Lo cierto es que toda la comunidad internacional, desde el chino abusador al europeo arrogante como los grandes del Tercer Mundo ya asumen grandes cambios de práctica y escenarios. Los cambios trastornan y asustan. Pero nada indica que vayan a mal. Recuerden si no aquel griterío que auguraba poco menos que un apocalipsis si se anulaba el Nafta entre Estados Unidos, México y Canadá. No solo se está en ciernes de un acuerdo con México a satisfacción de ambos, sino que el progresista de salón que es el Justin Trudeau ahora ya está sufriendo un ataque de ansiedad por entrar en el acuerdo y dejar de maltratar a los productores norteamericanos. Lentamente, vamos para dos años de Trump en la Casa Blanca, algunos observadores deberían dejar de hacer el ridículo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s