ASALTO A LA FORTALEZA TRUMP

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 21.04.18

Esta demanda demócrata demuestra que son incapaces de reconocer su derrota electoral

El odio frenético hacia Trump, esa pasión obsesiva que nubla el cerebro y la vista y conduce una y otra vez al error, no es monopolio de los periodistas a ambos lados del Atlántico. El Partido Demócrata, probablemente histérico ante la popularidad de Trump que es hoy superior a la de Obama a esta altura de la presidencia, intenta una guerra judicial que genere unas toneladas más de lodo contra la Casa Blanca y su entorno, de cara a las elecciones parciales de noviembre próximo. Para ello presentó ayer una demanda nada menos que contra Rusia, contra el equipo electoral de Trump y contra Wikileaks. Dicen que Moscú, la gente de Trump y Wikileaks conspiraron para hacer daño a Hillary.
El Comité Nacional del Partido Demócrata (NDC), único órgano permanente del partido, trufado de activistas liberados a la izquierda de sus congresistas, demuestra con esta rocambolesca demanda que siguen allí siendo incapaces de reconocer su desastre electoral. La demanda llega cuando la investigación sobre supuestas conexiones entre Rusia y Trump lleva un año en exhaustivos trabajos y el fiscal especial Mueller no tiene nada. Como alternativa está la vida sexual de Trump y las diversas meretrices que le adjudican, que si pagó o no pagó. Que está enfermo. O demente o senil. Da igual. Todo vale. Se mezcla investigación, difamaciones, insultos, datos, bulos y acusaciones y con todo se fabrica humo sin cesar. Los medios titulan desde antes de las elecciones que Trump está acorralado y a diez minutos de caer. Y de momento, nada. Y esta semana con una popularidad del 51%. Sus enemigos desesperan.
Ahora dicen en la demanda que la conspiración es una «traición sin precedentes» a la patria. Otros creen que la traición habría sido perder ante un ser desequilibrado como Clinton. Es otro intento de paralizar a Trump, asfixiándolo en cuestiones personales. Nunca en la historia hubo tal caza al hombre de la Casa Blanca como con este personaje que desafía a toda la lógica política. Quizás en algún momento todos juntos lo consigan. De momento no es así. Y desesperan porque él parecer disfrutarlo todo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s