EL CULEBRÓN ENVENENADO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 25.03.18

Con las medidas judiciales en marcha, le toca al Gobierno actuar

LA líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, en un duro y magnífico discurso en el Parlamento catalán, les explicó ayer a los partidos separatistas cuánto se han equivocado. Como se creen Cataluña, les vino a decir, Uds. creyeron que España es Rajoy. Y que se enfrentaban a Rajoy, cuando se enfrentan a España. Y España es mucho más que Rajoy. Es un Estado democrático europeo del siglo XXI con recursos para defenderse de enemigos peores. Por eso se han estrellado. Creían que la impunidad disfrutada hasta ahora era eterna. De repente entienden, como Gil de Biedma en su poema, «que la vida iba en serio». Y lloran. Para algunos es tarde. Nadie les quita ya una larga condena. Cierto es que se les ayudó a engañarse. Y a ignorar todas las advertencias. Madrid, con sus medios trufados de propagandistas del separatismo, una izquierda hispanófoba como ellos y un gobierno con pánico al conflicto les hizo creer que a la hora de la verdad no tendrían enfrente más que a cuatro exaltados «españolistas». Se equivocaron. Pero casi tanto se equivocó el gobierno de España. Tras el fracaso total de la vicepresidenta en su aproximación cómplice, se volvió al cambalache, a querer sacar a unos golpistas de la cárcel y evitársela a otros. Otro fracaso. Con igual estrépito y más ridículo.
Ahora, gracias a un pequeño partido extraparlamentario, VOX, que reunió el dinero para acudir a los tribunales contra los golpistas, hay varias realidades implacables. Pese al Gobierno. Hay un proceso imparable ya contra los cabecillas por rebelión. El Tribunal Supremo tiene más independencia en España que en la mayoría de países, Europa incluida. Con nula capacidad de injerencia del Gobierno. Y no por falta de ganas. También es innegable que las fuerzas separatistas del golpe de Estado persisten en su actitud criminal. El espectáculo dado ayer, con su títere voluntarioso Roger Torrent a la cabeza, despeja toda duda. Ahí está el llamamiento al «frente unitario en defensa de la democracia y los derechos fundamentales» para continuar el golpe de estado, «hacia la república», fuera de la ley. Los comunistas de Podemos están con ellos. Aunque les perjudique en el resto de España, toda acción contra la legalidad española les seduce. Está en su naturaleza. La realidad desmiente los interesados análisis del gobierno del PP y sus periodistas sobre la intención de enmienda del separatismo. De momento al menos es mentira. Los cabecillas han llevado tan lejos la estafa que han unido irrevocablemente su suerte al proceso golpista. Dada esta contumacia, el gobierno tendrá que multiplicar medidas y medios para imponer la legalidad y poner coto a medios golpistas, el primero TV3, que ahora llama a la insurrección. Esta vez en serio. El artículo 155 hasta ahora ha sido apenas un 1,55. SI no gusta el 155, hay otros. No solo Cataluña, toda España merece medidas resueltas para acabar con este envenenado culebrón que mina nuestro presente y futuro. Para convencer definitivamente a las fuerzas golpistas que han llegado al final del camino.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s