LA FARSA RITUALIZADA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Lunes, 19.03.18

Putin es y será un peligro incombustible. Dentro y fuera de Rusia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, fue reelegido ayer para otros seis años de poder absoluto en el Kremlin. Para saberlo no hace falta esperar al recuento, como en realidad no hacía falta el voto mismo. Porque no tenía rivales. Nadie puede tomar en serio como tales a los otros ocho candidatos en su papel de bufones. Quienes pudieron algún día haber podido aglutinar y liderar alguna fuerza frente a Putin no pudieron participar. Porque han muerto de una forma u otra. O porque han sido inhabilitados. Así las cosas, hay que reconocer que es más honrado el líder chino Xi Jinping, que se ha hecho coronar en Pekín como líder vitalicio. Sin monsergas ni teatros. Pero Rusia, a caballo entre Europa y Asia, no es capaz de tener elecciones libres con mínima división de poderes como Europa, pero tampoco goza de esa majestuosa despreocupación asiática por las formalidades democráticas del nuevo Mao que es Xi Jinping.
Las elecciones importaban poco fuera de Rusia porque todos saben quién manda allí. Pero tampoco importaban en Rusia por lo mismo. De ahí que la única inquietud del Kremlin ha sido una participación lucida para pretender que los rusos se creen las elecciones. La retórica antiocccidental siempre motiva con el nacionalismo a unos rusos sin motivaciones reales para votar. También lo hace el conflicto con Londres por la reactivada costumbre del Kremlin de matar en la lejanía, con su efecto intimidatorio dentro y fuera. Toda gresca con Occidente ayuda a cerrar filas en torno al líder. Como el voto de los rusos de la Crimea anexionada violentamente hace cuatro años.
Rusia bajo Putin ya no va a cambiar. Es Tercer Mundo con islas de lujo y armamento nuclear. Se verá si el chequista, jefe total del sistema mixto de mafia capitalista, monopolio sobre los recursos y monarquía con pacto feudal sigue solo hasta el 2024 o hasta que expire su lucecita en el Kremlin. Dentro de seis años Putin tendrá 72 años. Como se cuida mucho y se fía poco se supone que seguirá. Como tiene y tendrá problemas dentro de casa, buscará problemas fuera. Mientras viva, Putin es un peligro incombustible. Dentro y fuera de Rusia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s