NO SIEMPRE TIENE TRUMP LA CULPA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 17.02.18

Era previsible que la mayor parte de la prensa norteamericana y europea culpara a Donald Trump de una forma u otra por la matanza en la escuela de Parkland en Florida. Ya es habitual tamaña sofisticación en el análisis. El odio a Trump merma gravemente el sentido del ridículo. Los que achacan responsabilidad a Trump en esta matanza causada por un joven Nicolás Cruz rechazarían horrorizados responsabilizar a Angela Merkel de las muertes causadas en Alemania por refugiados reales o supuestos, llegados por decisión expresa de la canciller. Y van muchas más que diecisiete. Los que claman más alto por el control de armas en EE.UU. se niegan a controlar la llegada de centenares de miles de hombres con ideologías y religiones violentas y hostiles a la cultura occidental. Y matan los hombres, no las armas.

Cada vez que hay una matanza de este tipo en EE.UU., la izquierda allí y toda la maquinaria de homogénea opinión socialdemócrata europea entonan la misma letanía que exige a EE.UU. que se convierta en Europa. Conmina a los norteamericanos a pensar como europeos, como buenos súbditos del Estado, a que confíen su seguridad a un Estado benefactor que los protegerá. No entienden que la Segunda Enmienda, lo que Trump protege, responde a la demanda del ciudadano libre en desconfianza radical y grandiosa frente al Estado. Que explica la suprema dignidad de su democracia, la razón de que EE.UU. jamás haya tenido un régimen fascista ni comunista. Mientras todos los europeos han tenido lo uno o lo otro o ambos. En EE.UU. se inclinan a pensar que los delincuentes y tiranos siempre consiguen armas. Por lo que deben tenerlas los ciudadanos libres y honrados. En Europa tampoco todos creen ya tanto en el Estado protector, porque aumentan las ventas de armas a particulares. Cierto que hay que evitar que armas de gran poder de fuego caigan en manos de desequilibrados. Cierto que ciertas armas, deben tener más requisitos de venta. Pero EE.UU. no quiere ser Europa. Por cierto, el FBI había sido avisado de que Cruz tenía armas, era muy violento y hablaba de atacar su escuela. Algún malévolo ya ha dicho que si los jefes del FBI se dedicaran menos a intrigar contra Trump quizás estarían más centrados en lo suyo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s