EL PASEO IMPROBABLE

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 06.02.18

Otegui y Timochenko no pueden pasear tranquilos y eso es bueno

SE queja amargamente Arnaldo Otegui de que no puede pasear tranquilamente por Madrid sin que alguien le insulte. Al parecer se le acercan demasiados madrileños a recordarle su pasado terrorista. Todavía quedan madrileños que recuerdan los asesinatos de los amigos y camaradas del etarra, más de 120 madrileños, casi mil españoles muertos en total. Otegui se quejaba a un medio separatista catalán. Lamentaba lo poco civilizados que son los madrileños que le echan en cara sus crímenes y no hacen cola para hacerse un selfie con él como le sucede al cabecilla de ETA cada vez que pasea por Barcelona. Algo pasa en Madrid para que le llamen lo que ha sido. Y lo que es. Porque mientras no se arrepienta públicamente de todos los crímenes y, ante todo, mientras no anuncie también de forma pública que colaborará con la Justicia y la Policía para ayudar a esclarecer todos los asesinatos cometidos con ETA aún no resueltos, Otegui sigue siendo leal a la banda terrorista. Y es por tanto un enemigo de España y de todo español civilizado. Como enemigo de España lo jalean los separatistas. Si quiere que los españoles y Madrid en especial le vean de forma diferente, la Fundación Villacisneros le ofrece una grabadora para revelar sus contactos, direcciones y demás datos de sus actividades terroristas, así como todos los nombres reales de etarras de los que supo y los crímenes cometidos por ellos. También puede ir directamente a la fiscalía o al juez. Si lo hiciera podría entrar en la historia como líder de la tan necesaria regeneración moral de la sociedad vasca. Mientras no lo haga, Otegui solo puede esperar desprecio de una sociedad en pleno proceso de recuperación de su pulso moral.
Lo que pasa en Madrid, y sufre Otegui, es que la gente tiene ganas de mucha verdad. De oírla y decirla. Están hartos de estafas. Es terapéutico decir lo que se piensa a quienes se atrevieron al mayor desprecio que es el matar. Y eso que los madrileños son gentes relajadas, no como los colombianos de Armenia que, cuando descubrieron hace unos días que el líder del narcoterrorismo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, pretendía hacer campaña electoral en su localidad, le comunicaron con tanta vehemencia lo que le dicen los madrileños a Otegui, que el cabecilla narcocomunista tuvo que huir protegido por sus guardaespaldas. Hay sociedades aún lo suficientemente sanas como para no tratar con educada contención a quienes han matado a sus hijos.

En Barcelona pasan otras cosas. Algunas reconfortantes como es la renovada alegría y el orgullo de tantos catalanes que vuelven a celebrarse en su condición de españoles. Otras tristes, como las referidas colas para hacerse una foto con Otegui con tanta devoción como con alguien digno de admiración y gran mérito, cantante, futbolista, escritor, científico o astronauta. Este tenebroso prestigio del terrorismo dice mucho de los mimbres con que está hecha esa aventura cobarde, ventajista y falsaria que es el independentismo catalán que antes de su definitivo fracaso habrá de darnos aún disgustos. Carles Sastre, el terrorista que ató al empresario José María Bultó una bomba en el pecho y lo voló en mil pedazos, es otra de las referencias políticas y morales del separatismo. Este ha perdido para siempre su imagen más amable, la más hipócrita. Que Timochenko y Otegui no puedan pasear tranquilos es una noticia tranquilizadora. Todos asumen que los dos no han cumplido ni cumplirán lo que debieran por sus crímenes. Pero nadie pida que se les respete como a probos ciudadanos ni que se olvide que su deuda con la sociedad queda por siempre pendiente.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s