MACRON, TRUMP Y ORIENTE MEDIO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 23.12.17

Los árabes suníes colaboran con Israel y EE.UU. e irán a Francia de compras. Así es la vida

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, visita París en busca de consuelo y apoyo del presidente Emmanuel Macron en su campaña contra la decisión de EEUU de trasladar su Embajada a Jerusalén. Con Angela Merkel sin gobierno, Francia es el mejor país para escenificar esta protesta en Europa. Cuenta Abás con la ambición de Macron por encontrar un papel internacional propio en Oriente Medio. Se esfuerza el presidente por devolver a Francia alguna relevancia allí. Donde se escenifica ahora el gran choque entre Arabia Saudí e Irán. Hecho es que Francia y toda Europa apenas pintan hoy nada en Oriente Medio. Más allá de su dinero siempre malversado tanto en Cisjordania como en Gaza.
Macron coincidió con Abás en que el presidente Trump se margina en la región por cumplir ahora lo que ya había decidido el Congreso de EE.UU. por abrumadora mayoría en 1995. Nadie se margina por cumplir lo acordado. Ni en Francia ni en Palestina dijo nunca nadie que EE.UU. se marginaba en 1995 como mediador. Tampoco cuando Clinton, Bush y Obama confirmaron todos ellos la condición de Jerusalén como capital del Estado de Israel y localización lógica de la Embajada.

Trump ha cumplido la decisión del Congreso y la promesa de sus tres antecesores. Y el fariseísmo celebra ahora jornadas gloriosas. Pero la realidad es otra. EE.UU. es y será pieza capital en el tablero. Mientras el papel de los europeos hoy parece limitarse al de acoger refugiados árabes y despachar judíos –muchos franceses– hacia Israel que emigran por el nuevo antisemitismo musulmán en Europa. Macron lo sabe. Mostrar solidaridad con los palestinos es un ritual barato en el que son expertos europeos y árabes. Incluso así Macron le ha dicho a Abás que no a reconocer al Estado Palestino. Ni para compensar la supuesta afrenta de Trump. Que pronto eclipsarán los intensos intereses de momentos críticos. Y mostrarán a los europeos la cruel realidad. Los árabes suníes colaboraran con Israel y Estados Unidos. Y a Francia y Europa irán a invertir y de compras. Así es la vida.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s