EL ESPÍA SALIÓ RANA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Domingo, 24.12.17

En Ucrania, EE.UU. vuelve a defender valores occidentales

SI el presidente Donald Trump es realmente un agente ruso como pretenden la prensa norteamericana en su histeria antitrumpista, la prensa europea que la copia y los sectores radicales de su Partido Demócrata, es el espía que mejor confunde de la historia. O le salió rana a Moscú. Porque la Casa Blanca anuncia que va a suministrar armas al gobierno de Ucrania para combatir a las tropas invasoras de Rusia. Trump hace saber a Vladímir Putin que la invasión de su vecina Ucrania es el mayor conflicto existente entre Washington y Moscú. Que todas las demás diferencias son manejables. Pero que no puede haber compromiso con la violación de fronteras e invasión de territorio de un estado soberano vecino.
De forma lenta pero segura, Trump restablece así códigos y referencias hechos añicos en ocho años de debilidad obamista. Vuelve el mensaje de que sus aliados siempre podrán contar con EE.UU. cuando defiendan sus mismos principios. Y que EE.UU. vuelve a cumplir la palabra dada. Esto vale para la capitalidad de Jerusalén y para una Ucrania invadida. En dos mandatos de Obama, Rusia se ha podido permitir de todo. Desde invadir a su vecino y anexionarse parte de su territorio a erigirse en principal actor del Mediterráneo oriental y decidir la guerra siria. El acto de cobardía de Obama de recular cuando fue desafiado por el régimen sirio con el uso de las armas químicas fue el golpe definitivo a la credibilidad de EE.UU. en la región, ya débil desde el nefasto discurso adanista de El Cairo en 2009.
Desde hace tres años fuerzas rebeldes y tropas rusas ocupan la región del Donbass en la frontera entre ambos países, además de la península de Crimea, cuya anexión a Rusia no reconoce nadie pero muchos asumen como irreversible. Ya veremos. Obama siempre se negó a ayudar a Kiev frente a las tropas invasoras. Ahora Trump dice que Ucrania tiene derecho a defender su territorio dentro de unas fronteras reconocidas por Rusia en su día y que incluyen tanto Ucrania oriental como Crimea. Putin aludió al derecho del régimen sirio de Assad a restablecer su integridad territorial para su intervención masiva en aquel país.
A Rusia no le ha gustado esta decisión de su supuesto agente. Que llega días después de que el presidente verbalizara solemnemente lo que Rusia y China practican, la rivalidad global. «Hacemos frente a potencias rivales, Rusia y China, que buscan retar la influencia, los valores y la riqueza estadounidense», dijo Trump. Cursis e hipócritas de la prensa y la política europea se han mesado los cabellos. Trump solo dijo verdades que Rusia y China saben y asumen.

Washington ha roto con el relativismo y el oportunismo de Obama, con el discurso buenista y falsario y la falta de hechos. Para recuperar iniciativa donde solo la tenían los enemigos. A ver si aprenden algo los europeos.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s