¿QUIÉN HA GANADO?

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 05.08.17

Homenajear a un asesino es celebrar sus crímenes

EL juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha autorizado el homenaje al asesino etarra Pedro del Hoyo, muerto de un infarto en prisión, así como una muy imaginativa fiesta de «tiro al facha», perdón «fatxa», a celebrar en la localidad navarra de Echarri-Aranaz. El juez Moreno no parece considerar que celebrar a un individuo cuyo único acto notorio en vida fue asesinar a dos españoles es celebrar el asesinato mismo. Muchos creemos que sí. Los participantes en todo caso. Que se exaltan los crímenes ya cometidos y los que se pudieran cometer en el futuro de ser de nuevo necesario para la causa. Porque acudirán a esta exaltación del asesino y del asesinato que ha permitido el juez Moreno muchos niños de Galdácano. Que se irán a casa orgullosos de haber asistido al homenaje a un héroe de la causa de la nación vasca contra la odiada fuera del mal que es España. Más seguros de que también matarían por esa gran causa. Hoy no se mata. Mañana ya veremos. Porque la enemiga, España, es capaz de cualquier cosa. Y el mito triunfante es ETA.
En Echarri-Aranaz, donde los últimos restos de dignidad pública se desvanecieron con el asesinato del que fuera alcalde Jesús Ulayar Licega, el 27 de enero de 1979, se celebrará, también con el beneplácito del juez Moreno, un «tiro al fatxa». Como la inquisición quemaba muñecotes por herejes en ausencia, los vecinos y visitantes son cordialmente invitados a matar, en efigie, al Rey, a guardias civiles, representantes de España, algún político y periodistas. Del «tiro al facha» de verdad saben mucho. Chivatos y autores del asesinato de Ulayar estarán allí. La calle es suya.

Con el tiro al facha justificaron la muerte de cerca de novecientos españoles. Más de trescientas muertes siguen sin esclarecer. No se conoce actuación del juez Moreno de solicitud de sumarios para reabrir estos casos que no prescriben como crímenes de lesa humanidad. Para que los familiares de esos asesinados por ETA no mueran ellos sin haber visto al menos interés por llevar a juicio a los asesinos de sus seres queridos. Pero la iniciativa aquí siempre la tienen los otros, los del «tiro al fatxa», parte de una fiesta mayor de agresión a la Guardia Civil. Para que todos estén dispuestos a actuar como los chicos de Alsasua. Ahora muchos se sorprenden del terrorismo de baja intensidad, de que las leyes se descompongan por arriba con los golpistas de la Generalidad y por abajo con las hordas de lumpen ideologizado izquierdista contra el turismo, España y todo. Las instituciones no se respetan. La impunidad es ya costumbre. ¿Cómo pedir respeto a las bandas envilecidas por una propaganda enemiga en escuela, universidad y televisión sin respuesta por el Estado? En dos días en Vizcaya me topé con tres actos de apología del crimen del etarra muerto. La radio anuncia y convoca al homenaje del etarra. Pero nadie sabe el nombre de sus víctimas, muertos por España. ¿Quién, dicen, ha ganado?
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s