AQUELLA ASONADA CHAPUCERA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 15.07.17

Un año después hay elementos para un golpe real o una guerra civil en Turquía. Como los hay para que Erdogan busque la guerra fuera

Hasta en sus mejores momentos la democracia ha sido frágil en Turquía. Cuando llamaban de madrugada nunca se tuvo garantía de que fuera el lechero. Desde hace un año nunca es el lechero. Desde entonces avanza incesante la mayor y más prolongada purga en la historia de la República, mayor que las habidas en los golpes de Estado del siglo XX. Desde que el pasado 15 de julio un grupo de militares intentó, dicen, dar un golpe de Estado impropio de una brillante oficialidad, Turquía ha perdido toda condición de Estado de Derecho. Hay decenas de miles de presos por las leyes especiales, han pasado por comisarías cientos de miles de profesionales y funcionarios, cientos de periodistas están presos, miles despedidos. El AKP se ha fundido con el Estado y por su caudillo es capaz de todo, incluido matar. Y mata. El presidente Erdogan tiene ya una dictadura hecha a medida. O eso cree. Gracias a aquel golpe de hace un año en el que los golpistas parecían empeñados en fracasar.

Erdogan cabalga desde hace lustros el tigre de la megalomanía. Su ambición de ser el líder del mundo suní y del espacio turcomano y temido chantajista en Europa, le hicieron disparatar mucho y perder mucha apuesta. El golpe le venía que ni encargado. No fue detenido y pudo aparecer de madrugada y con las televisiones a su servicio –incomprensiblemente ignoradas por los golpistas– dirigir la respuesta épica y aplastarlos con solo 250 muertos y exponer su heroico caudillismo. Erdogan acusó a un clérigo, Fetulah Gulen, exiliado en EE.UU., de organizar el golpe. Pero un año después, el sultanato dictatorial de Erdogan tiene fisuras. Hace una semana, millón y medio de turcos tuvieron el coraje de desafiarle en Estambul bajo el liderazgo del partido laico CHP. Y ya es enemigo de medio mundo. Cuanto más inseguro esté dentro más peligroso será fuera. Lo cierto es que un año después hay elementos para un golpe real o una guerra civil en Turquía. Como los hay para que Erdogan busque la guerra fuera.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s