UN DESEADO BAÑO DE OPTIMISMO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 24.06.17

El eje no tiene solo partidarios. También hay detractores muy preocupados

No solo el líder más veterano, la canciller Angela Merkel, habrá desesperado en pasados años pensando que jamás volvería a celebrarse una cumbre de la UE con razonables dosis de optimismo. Pues tras años de sobresaltos, la cumbre en Bruselas lo ha sido, con un mensaje general esperanzador. ¿Optimismo forzado? Algo sí, claro. ¿Voluntarista? Por supuesto. Pero eficaz para dar verosimilitud al final de la larga fase de desasosiego que llegó a momentos de peligro existencial para la UE. Aún es poco más que un cambio del estado general de ánimo. Atribuible a Emmanuel Macron y la operación que en un año se inventó al actual presidente. Merkel ya no está sola. Y juntos quizás puedan. Macron compensa con su brillantez y artificioso prestigio la falta de peso de Francia. Así se proyecta el retorno del tándem como la esperanza. Habrá que ver cómo evita Macron defraudar tanta expectativa. Ha de poner en marcha unas reformas paralizadas en Francia desde hace décadas. Otros dirían que medio siglo.
El eje no tiene solo partidarios. También hay detractores muy preocupados. No solo en Francia. También en Europa central y en otros países que temen ser ignorados y maltratados por la verdad de los dos grandes. La inmigración será la misma bomba de discordia incluso sin nuevas oleadas que nadie descarta. Alivian las derrotas recientes del llamado «populismo ultraderechista» y ayuda el poder disuasorio del caos británico tras el Brexit. Pero los problemas siguen siendo los mismos. Y puede que haya que modificar tratados con lo que esto implica.

Ayer Macron tuvo su primer revés al intentar un mayor control para inversiones. En otoño se verá si el cambio de era tiene consistencia. Porque Merkel ganará las elecciones. Pero Macron tendrá el pulso en la calle. Frente a sindicatos, extrema izquierda y esa abstención abrumadora que no se contagió del entusiasmo mediático. Tiene que pasar mucho más que una cumbre bienhumorada para que la UE se rearme ante sus retos. El primer paso lo han dado. Pero no era el más difícil.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s