A MUERTE Y SIN TREGUA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 27.05.17

Hay una cooperación muy, muy intensa entre enemigos de Trump en los medios y funcionarios de oficinas federales

Nadie sabe hasta dónde llegará la guerra sucia entre los medios de militancia demócrata y el presidente Donald Trump. Claro está que no le faltarán frentes para este conflicto en el que se puede descartar la tregua. El periodismo «progresista» norteamericano ha asumido como misión histórica, más allá de todo deber profesional, criterio moral o código deontológico, la destrucción de este presidente. Al que considera un peligro y un enemigo. También está el elemento de la venganza por la humillación que fue la elección de Trump para todos ellos. Desde un principio se ha visto en esta guerra un elemento muy preocupante que es la intensa cooperación entre enemigos de Trump en los medios y funcionarios en oficinas federales en Washington. Así, las filtraciones con objeto de dañar al presidente han alcanzado estos meses una intensidad tan obscena que recuerda a la España de los sumarios secretos. También la filtración de la información secreta británica sobre el atentado tenía por objeto perjudicar a la Casa Blanca. Es fácil atribuirla después a la incontinencia verbal o a la inexperiencia del presidente. Ahora, según supuestas filtraciones de «fuentes desconocidas», el FBI investiga al yerno de Trump, Jared Kushner, por supuestos contactos con Rusia. Toda lo que se sabe está en esta última frase. Pero con eso basta para que los medios bombardeen al público con «las conexiones rusas de Kushner» de una investigación que nadie confirma, cuyas fuentes son ignotas y de las que nadie sabe nada.

El frente que siembra verdades, medias verdades y mentiras se nutre de quienes traicionan su juramento y deber en la administración por odio a Trump. Se verá si Kushner u otros tienen relación especial con Rusia. A no ser que se demuestre que Trump es un agente ruso o encubre a una red de agentes de Putin, no van a acabar así con su presidencia. Pero mientras, en su obsesión de acabar con su enemigo mortal, los medios y los funcionarios generan inmensas cantidades de humo que hacen casi heroico gobernar con éxito.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s