LUMPEN ASUSTA A DAMISELA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 01.11.16

Suerte hemos tenido de que Pedro Sánchez sea lo que es, un desasistido como solo unas primarias pueden encontrar

TIPPI Hedren nos acaba de informar de que Alfred Hitchcock era un peligro público. A sus 86 años y 36 años después de morir don Alfredo, la señora Hedren, que rodó a sus órdenes la célebre película de «Los pájaros», da la voz de alarma. Revela que el maestro del «suspense» era un pervertido sexual que acosaba a sus actrices más allá de la molestia y muy cerca del terror tan presente en su cine. Ya no importa nada a nadie. La denuncia de Hedren me ha sonado tan a destiempo como las voces escandalizadas que suenan desde el sábado entre columnistas y políticos del ultracentrismo y aledaños en relación a la conducta de cierta gentuza, elegida por la gente para el Congreso de Diputados. Pero la denuncia llega como la de Tippi, tarde. Hay que recordar a los escandalizados, que todo ese elenco de figuras extravagantes del lumpen político está allí y en otras instituciones gracias a ellos. Gracias a los separatistas, gracias a los socialistas y gracias a los populares. Gracias a la prensa biempensante, a unas elites inexistentes por falta de coraje cívico y a una sociedad siempre dispuesta a tolerar lo intolerable para no correr el mínimo peligro de ser tachado de intolerante. O hasta de franquista. ¡Uy, qué miedo!
Los separatistas han logrado que la mayor parte de la izquierda adopte el odio antiespañol como fuerza de movilización, cohesión y autoestima. Los socialistas, con excepciones, lejos de combatir ese odio, lo asumieron y promovieron desde los zapateriles comienzos del Pacto del Tinell y desde entonces no han dejado de aupar a lo peor a las instituciones. La única condición parecía ser odiar lo suficiente al Partido Popular y al Águila de San Juan. Y una incansable voluntad de ofender. Como eso lo consigue hasta el último desecho de feria de la extrema izquierda, ahí tienen al Rufián para confirmar que Iglesias solo era el comienzo del descenso a los bajos fondos. Los socialistas han considerado tan moderno el odio que, ahora que este se vuelve contra ellos, reaccionan como damiselas ofendidas, incapaces de parar los pies a las camadas rojipardas de Zapatero. Y acabar con todos sus gobiernos locales. Porque son las criaturas del que fuera su caudillo incontestado las que atacan, desprecian y quieren destruir a los socialistas. Y los que se han infiltrado hasta la secretaría general como se vio el domingo. Suerte hemos tenido todos de que Pedro Sánchez sea lo que es, un desasistido como solo unas primarias pueden encontrar.

Pero nada de lo que disfrutamos ahora en la Carrera de San Jerónimo habría sido posible sin este PP, el extremo centro de la nada, cuya obsesión de estar en el gobierno le quita el tiempo de pensar para qué. Su política de comunicación ha logrado que el fracaso estrepitoso de Zapatero cuando perdió el poder se convirtiera en los cinco años de Rajoy en el triunfo apoteósico de todas las tesis ideológicas tóxicas del híbrido leonés de Atila y Quisling. Solo el profundo desprecio a la política y a los valores de sus electores explican cómo el PP ha utilizado todos los medios a su alcance para promocionar a los enemigos del Estado que ahora ocupan un tercio del Parlamento. Ahora han conseguido su único objetivo estratégico de los 12 pasados meses: que Rajoy tenga gobierno. Sería el momento de un golpe de timón que animara a todas las fuerzas políticas decentes a ver la gravedad de la peste y unirse para acabar con el rufianismo comunista y separatista. Bastaría con la voluntad, eso sí, firme e incondicional, de hacer cumplir toda la ley en toda España. Cumplir la ley, una revolución.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s