NO SON LOCOS AISLADOS

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 13.08.16

En Europa, en EE.UU. o en Tailandia, se impone la regla de afrontar los atentados islamistas negando su existencia

El terrorismo islamista provoca de un tiempo a esta parte unas reacciones tan curiosas como peligrosas en las autoridades de los países afectados. Además del lógico miedo y confusión, tienen la siniestra capacidad de inducir a los poderes a la ocultación sistemática y la mentira. Al principio sorprendieron mucho estas prácticas, sobre todo porque se inician en gobiernos democráticos. Pero ya está claro que comienzan a ser una regla en todo el mundo. Sean los atentados en Europa, en los EE.UU. de Obama o en la Tailandia de los generales, la primera forma de afrontar los atentados islamistas es negar su existencia. Si no se puede, se intenta convertirlos en otro tipo de incidente, accidente, malentendido o acción de un desequilibrado. Casos aislados. Eso es lo que vienen haciendo las autoridades europeas desde hace meses tanto en acciones directamente terroristas, como en agresiones o delitos en los que estén implicados inmigrantes o refugiados musulmanes. Lo que ha llevado a la proliferación oficial de acciones de dementes por Europa que, al parecer por casualidad, todos gritan lo mismo al actuar, es decir «Aláhu Akbar» (Alá es grande).

Ahora han estallado en Tailandia no menos de 14 bombas. Cuatro han sido desactivadas. Han muerto en las explosiones al menos cuatro personas y decenas han sido heridas, entre ellos un número indeterminado de extranjeros. Pues los generales tailandeses, esos hombres duros que dieron un golpe hace dos años y han organizado un referéndum para que el pueblo les otorgue –lo ha hecho– unos poderes con plazo indefinido, ocultan la verdad como si fueran ministros del Interior europeos. Ellos, por miedo a los daños al turismo. Y empezaron por decir que eran casos aislados. Pues tampoco estos lo son. El terrorismo local de su minoría musulmana del sur, junto a Malasia, actúa ya como Daesh. En Filipinas sucede lo mismo con el Frente Moro. Mala noticia para Tailandia y Asia. Para todos. Pero ocultar la realidad en Tailandia, EE.UU. o Europa solo entorpece el diagnóstico y dispara nuestra vulnerabilidad.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s