DE LA PROFANACIÓN SEMÁNTICA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Martes, 14.06.16

Pablo Iglesias lamenta el terrible crimen homófobo como si fuera un caso de violencia de género

EL presidente Barack Obama tiene ciertos problemas de adaptación con la realidad. Uno de los más llamativos es su ya proverbial incapacidad para pronunciar el concepto de «terrorismo islamista». Ha tenido la mala suerte de gobernar en una época en la que la actualidad es pertinaz en hacernos hablar, pensar y escribir sobre el terrorismo islamista. Sobre causas y autoría de centenares de carnicerías y salvajadas que siembran el terror en las sociedades abiertas y nos han obligado a cambiar hábitos y forma de vida. Pero el presidente, que relativiza tantas cosas, en esto es inflexible. Como abogado exquisito a quien lo que más le gusta es jugar al golf con multimillonarios en Martha’s Vineyard, Obama nunca desciende al nivel del lenguaje de la mayoría de sus gobernados. Sabe recurrir a mil alternativas en su sofisticada y displicente elocuencia. Pero jamás dirá lo que dicen los demás cuando describen la verdad del «terrorismo islamista». Ya pueden comandos del Estado Islámico pasarse una noche de caza humana por París al grito de «Alá es grande». Aquello de París nunca mereció el calificativo de terrorismo islamista. Era lógico que menos aún lo mereciera el autor del atentado de Orlando, que ha matado a 49 personas y herido a 53 en el Club Gay. No era suficiente que el hijo de un afgano admirador del talibán anunciara la matanza como acción de ISIS, tuviera contacto con un islamista suicida y el Estado Islámico reivindicara varias veces el atentado. Obama se deshacía en divagaciones sobre la radicalización individual, la homofobia como patología y sobre la falta de control de armas, su obsesión particular por vaciar o liquidar la Segunda Enmienda de la Constitución Americana. La candidata Hillary Clinton adoptó su misma línea.

Como era de esperar, el candidato republicano, Donald Trump, hizo lo contrario. Denunció los intentos de ocultar el carácter islamista de la matanza y pidió mayor reacción de la comunidad musulmana norteamericana. Porque en la mezquita de Orlando se ha justificado el matar a todo homosexual. Nadie denunció aquello. Y se sabe que las mezquitas sin ese mensaje son excepción y no regla. Los exabruptos que lance Trump se utilizarán después para desacreditar la verdad en que se basan. Eso sucede ya permanentemente con el discurso político. Se oculta la verdad por conveniencia y después se desacredita dicha verdad con el argumento de quién la expresa y defiende. Ese es el mecanismo que destruye la credibilidad de la democracia en todo Occidente. Porque la gente que no se beneficia del pastel de mentiras ya se da cuenta. Y se está rompiendo la baraja. Desde una Austria o Alemania donde tachan de nazi al que explica realidades creadas por la inmigración o una España en la que eres un facha inmovilista si defiendes la Constitución y la ley frente a separatistas, comunistas, compañeros de viaje y gobernantes indolentes o cobardes. España es vanguardia en esta depravación moral e intelectual que conlleva la sistemática profanación semántica de la realidad. Ahí tienen al cursi del comunista Alberto Garzón que culpa del atentado islamista al «heteropatriarcado». O a su parejita electoral, Pablo Iglesias, que lamenta el terrible crimen homófobo como si fuera un caso de violencia de género, pero nada dice cuando sus mecenas iraníes ahorcan homosexuales por docenas. Pero ninguna de las mil infamias y eufemismos dolosos supera la guinda de la miseria moral que puso Televisión Española, sí, esa que dicen tan controlada por el PP. El telediario del domingo en TVE 1 ilustraba el atentado islamista con el dibujo de un arma de fuego que apuntaba asesina a inocentes figuras con los colores de la bandera gay. El arma tenía la forma de una cruz.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s