EE.UU. PIDE EN VIENA ARMAR AL «GOBIERNO OFICIAL» LIBIO

Por HERMANN TERTSCH
Enviado Especial a Viena
ABC  Martes, 17.05.16

Lavrov y Kerry han descartado en Viena una intervención directa en Libia

No habrá intervención exterior en Libia. Este parece ser el primer resultado claro, rotundo y para algunos desesperante de lo acordado ayer en la cumbre de Viena. Se anunció en la tarde de ayer que se había decidido el envío de armas al Gobierno de Libia de Fayez al-Sarraj en Trípoli para que pueda combatir con eficacia a Daesh y hacerse con el control territorial del país. Por un lado supone un claro avance que elimina un embargo de armas mantenido desde tiempos pasados y dará medios a este gobierno para imponerse a quienes siguen negándole autoridad en Trípoli y en Tobruk. Pero también significa que todos los planes y estudios para intervenir directamente en este Estado fracasado y ayudar al Gobierno en esa lucha contra el denominado Estado Islámico han sido abandonados. Partes del territorio libio con su larguísima costa mediterránea sirven a los yihadistas para sus actividades de tráfico de refugiados. Allí se estarían concentrando inmensas bolsas de refugiados y emigrantes económicos de toda África y Asia para preparar el cruce del Mediterráneo a la vecina Italia.

                                                           AFP
Kerry y Lavrov charlan ayer en Viena antes de sentarse a negociar

Habían convocado a Viena el secretario de Estado norteamericano John Kerry y el ministro de exteriores ruso Sergei Lavrov. Para tratar ante todo de Libia y Siria, por este orden, los dos focos de conflicto distintos, relacionados y con un inmenso potencial de escalada y consecuencias inmensas para Oriente Medio y Europa. Y llegaron al centro de Viena convertido en un fortín hasta 20 ministros de exteriores y decenas de miembros de este mundo de unas enrevesadas negociaciones sobre estos dos conflictos que se mueven de una ciudad europea a otra.

La cuestión siria

Hoy se reunirán las partes negociadoras del conflicto en Siria. Y si hace todavía poco tiempo los medios diplomáticos se tenían que esforzar en reducir las expectativas sobre un acuerdo general después del éxito transitorio del alto el fuego, lo cierto es que vuelven a acumularse nubarrones sobre la situación general del conflicto. A falta de nuevas declaraciones de Kerry y Lavrov al respecto, claro está que la Administración de Obama se ha plegado a los hechos consumados creados por el Kremlin. El problema por ello no es Rusia ni su masiva presencia sino las nuevas dificultades que generan las aspiraciones del presidente Bashar al Assad crecido por los éxitos que la intervención rusa le ha otorgado, de recuperar todo el territorio sirio.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s