LA INJERENCIA ABSOLUTA

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 23.04.16

Obama ha advertido de que Washington no solo desaprueba el Brexit, sino que está decidido a castigarlo

El presidente Barack Obama ha venido a Europa a ver a sus almas gemelas del final de su mandato que son David Cameron y Angela Merkel. Llega decidido a ayudar a ambos, que se han metido en serios problemas. Cameron se enfrenta a un referéndum en el que se juega pasar a la historia como el líder del primer país que rompe con la Unión Europea. Y Merkel sufre las consecuencias con una política de refugiados que ha generado una crisis que ya es una amenaza directa a la cohesión europea. En Londres, Obama no ha pecado de timidez al intervenir en el debate nacional británico ante el referéndum del 23 de junio sobre la permanencia o no del Reino Unido en la Unión Europea. Su injerencia en la campaña ha sido tan clara, muchos han dicho que brutal e impertinente, que ha generado mares de indignación entre los antieuropeístas. Ha hecho incluso perder los nervios al alcalde de Londres y líder del Brexit, Boris Johnson, que ha farfullado una arrogancia más propia de sus círculos upper clasistas como estudiante que de un político adulto. Johnson aludió al origen keniano de Obama como origen de su supuesta fobia antibritánica.

Obama no dejó duda de que su principal objetivo en Londres, además de comer con la Reina Isabel para celebrar su 90 cumpleaños, era hacer campaña masiva contra el Brexit ante un referéndum cuyo resultado no está ni mucho menos claro. Y lo ha hecho con una descarnada advertencia de que Washington no solo desaprueba el Brexit, sino que está decidido a castigarlo y advirtió que no habrá trato especial para un acuerdo comercial preferencial con EE.UU. en caso de salida de la UE. Despreciando la relación especial histórica a la que aludían los antieuropeístas para ello. El atropello tiene su riesgo. Porque habrá británicos que se decidan por el Brexit contra Obama. Pero también es cierto que por primera vez, con esta injerencia, les llueven a los británicos los argumentos sólidos y racionales que desaconsejan salirse de un club en el que apenas sufren los inconvenientes y gozan de todas las ventajas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s