HUNGRÍA LIDERA EL FRENTE DE PAÍSES CONTRA LAS CUOTAS DE REFUGIADOS

Por HERMANN TERTSCH
BUDAPEST
ABC  Sábado, 16.04.16

Iniciativa Budapest podría convocar en junio un referéndum sobre las cuotas

Hungría podría convocar ya en junio el referéndum sobre las cuotas de refugiados que la Unión Europea intenta imponer y que cuentan con el rotundo rechazo del gobierno de Viktor Orban. El gobierno de Budapest se erige en vanguardia de un amplio frente de rechazo a la inmigración en toda Europa central y oriental. Como ha anunciado a ABC el portavoz del Gobierno, Zoltan Kovacs, en su despacho en Budapest, aunque en principio se planteaba para septiembre, no se descarta adelantarlo a la vista de la actitud de Bruselas que intenta imponer un acuerdo de los ministros del Interior que implica la obligatoriedad de dichas cuotas frente a la voluntariedad que se había establecido en el Consejo Europeo.
                                                                                                   AFP
Refugiados llegados a Italia que serán repartidos por países europeos

Estas cuotas han sido calificadas del todo inaceptables tanto por Hungría como por Polonia y Eslovaquia. Los tres países han acudido al Tribunal de Estrasburgo para presentar una demanda al respecto. Una demanda de incierto desenlace pero cuya sentencia podría encontrarse ya con una decisión de la consulta popular que llevaría al Parlamento a presentar una ley para prohibir explícitamente dichas cuotas. Nadie duda de que en el referéndum, sea cual sea el planteamiento de la pregunta, una gran mayoría de húngaros apoyará la posición de su gobierno. Este referéndum sería otro fuerte revés a la autoridad de Bruselas y a la cohesión de la UE y, de celebrarse en junio coincidiría con el referéndum sobre el Brexit, la propuesta salida del Reino Unido de la UE, en la estela del referéndum en Holanda contra el Acuerdo de Asociación de la UE con Ucrania.
El Gobierno húngaro lidera esa resistencia a los acuerdos de la UE respecto a cuotas e inmigración en general. Los acuerdos fueron tomados bajo la presión de la necesidad creada en Alemania por la llegada de mas de un millón de refugiados en una oleada descontrolada durante meses. Hungría fue duramente criticada por intentar hacer cumplir la ley de la Unión Europea sobre registro de refugiados sin permitir su paso incontrolado.

Y por construir una valla en su frontera verde para impedir el cruce ilegal de la misma. Se atacó duramente al primer ministro Orban por ello, pero es un hecho que ocho meses después todos los países en la ruta balcánica, incluida Austria, han imitado a Hungría y construido vallas para evitar el flujo incontrolado de refugiados e inmigrantes en general. Austria, cuyo canciller federal Fayman, fue uno de lo más duros críticos de Orban, tiene ya valla en la frontera eslovena y construye otra en el Brenero en la frontera con Italia. La política de cuotas y de inmigración en general, y muy especialmente la musulmana, cuentan con un rechazo frontal de gobiernos y oposición en lo que cada vez se perfila más como una rebelión cultural contra la política multicultural y de corrección política de los miembros occidentales de la UE.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s