ALEMANIA EN EBULLICIÓN

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Lunes, 14.03.16

La irrupción del populismo derechista del AfD cambia radicalmente el escenario

Hay más de una paradoja terrible en unos resultados electorales en tres estados alemanes que son un auténtico terremoto político de incalculables e imprevisibles consecuencias. Que sin duda tendrán efectos graves sobre el Gobierno federal y su política en Europa, especialmente en la crisis de los refugiados. Que es hoy el mayor reto y peligro para la estabilidad y el propio futuro de la unidad europea. También la irrupción espectacular del populismo derechista del AfD cambia radicalmente el escenario político con consecuencias profundas también más allá de las fronteras.
Segundo partido con nada menos que el 24% en Sachsen Anhalt y tercero en Renania Palatinado y Baden Württemberg con el 14.9 y 12.5%, el nuevo partido ha superado el boicot mediático, la demonización y el cordón sanitario del resto de partidos y ha granjeado el voto de la indignación por una política de inmigración que ha ignorado las inquietudes de gran parte de la ciudadanía.
La principal paradoja está en que el brutal revés cosechado por la CDU de Angela Merkel deja al partido tan debilitado, que no tiene un sustituto viable para la canciller responsable personal directa de la catástrofe. La conmoción en la CDU es tan terrible que hará difícil que alguien pueda sustituir a Merkel. De quien, eso sí, nadie espera un mea culpa ni una mayor enmienda a la política de inmigración que ya esconden los acuerdos de la UE con Turquía.

No hay sustituto para Merkel, pero además su Grosse Koalition ya lo es mucho menos porque tanto CDU como SPD pierden masivamente votos. El SPD lo disimula con el éxito personal de su candidata Maru Dreyer en Renania Palatinado. Éxito personal también logrado por el presidente de Baden Württemberg, Kretschmann, convertía al Partido de los Verdes en el más votado en un «land», desbancando a la CDU. Renacen también los liberales del FDP en otra paradoja en este vendaval iracundo que todo lo transforma. Fraccionamiento, radicalización y derrota del apaciguamiento. La sociedad alemana ha entrado finalmente en ebullición. Ha sucedido ya en otros países europeos. Pero en Alemania sobrecoge.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s