EL GOLPE PERMANENTE

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Sábado, 16.01.16

Maduro pretende ganar tiempo con desesperación e intenta impedir que la nueva mayoría ejerza su papel constitucional

Cada tres días una invención para violar sus propias leyes. Cada semana una ocurrencia para bloquear las actividades políticas constitucionales de la Asamblea Nacional. Cada momento una trampa que añadir al inmenso repertorio para evitar que el fracaso le devore. No es la Revolución Permanente que vendía Trotsky lo que perpetra el presidente Nicolás Maduro desde que el pasado día 6 de diciembre el pueblo venezolano lo repudiara con su voto masivo a la oposición. Pero sí es un Autogolpe de Estado permanente con el que pretende ganar tiempo con desesperación e intenta impedir que la nueva mayoría parlamentaria ejerza su papel constitucional. Y abra el camino para un cambio que acabe con el régimen chavista y con el presidente Nicolás Maduro.
El Parlamento había aceptado la enésima trampa de Maduro y sus belicosos jueces chavistas del Tribunal Supremo, que era la suspensión provisional de credenciales a tres diputados amazónicos que daban la mayoría de los 112.
Así el presidente por fin acudía ayer a pronunciar su discurso ante el Parlamento en un atisbo de normalidad aunque fuera fingida. Pues horas antes tenía que sacarse de su chistera un Estado de Emergencia para todo el país con el que asume poderes especiales añadidos. Para su guerra abierta contra la voluntad popular y una situación económica que de terrorífica amenaza con ser pronto de catástrofe humana.
La economía se desmorona cada vez a mayor velocidad y la caída libre del precio del petróleo deja al país con unos ingresos ridículos frente a sus inmensas necesidades. En los próximos meses podíamos tener ya regiones con hambre en el país iberoamericano de mayores riquezas naturales y, ante todo, con las mayores reservas de petróleo del mundo.

Así, Nicolás Maduro asume poderes especiales con los que perseguir a la oposición y hacer la vida más difícil al Parlamento. Para poco más le van a servir. La única salida habría estado en una aparición ante el Parlamento para pedir perdón y dar un giro de 180 grados a todo lo hecho en los pasados tres lustros. Pero eso habría sido honradez. Y eso no se le puede pedir al hampa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s