FRENTE AL MIEDO

Por HERMANN TERTSCH
ABC  Viernes, 15.01.16

El miedo a enfrentarse a una fuerza con convicciones puede más que el difuso miedo a perder la libertad

ACABA de publicar mi querido y admirado Antonio Escohotado su último libro, cuyo título he puesto a la columna. «Frente al miedo», un título siempre actual pero quizás ahora especialmente oportuno. Es el último, también imponente trabajo de un pensador en nuestro país con una obra que puede ya calificarse de grande, gracias a su reciente y colosal «Los enemigos del comercio». Y a este que también se encuadra plenamente en ese viaje desde la erudición a los confines de la sabiduría. Sin entrar en sus enciclopédicos conocimientos y fascinantes reflexiones, celebro que se publique ahora que España, una vez más en su historia y por primera vez en muchas décadas, se halla en momentos estelares del miedo. Todos tenemos miedo, al dolor y al horror, al vacío, a lo desconocido. Tenemos miedo a los demás que percibamos como amenaza. Los españoles tienen miedo a muchas cosas. Pero hace 40 años creímos quitarnos definitivamente de encima los miedos tan severos que la historia nos había inoculado. Y pensamos que los españoles podíamos dejar de temer y de temernos los unos a los otros. Constatemos que, como tantas ilusiones de la Transición, aquella entusiasta convicción de que nos librábamos para siempre de la opresora presencia del miedo de la dictadura o a los rencores mutuos de una nación dividida, era un espejismo.
Ahora el miedo vuelve a estar omnipresente en el discurso público y en la reflexión privada en España. Los españoles vuelven a tener miedo. Pero no solo al paro, a la crisis, la inmigración extranjera o la delincuencia. Miedo a los «otros» españoles. El miedo vuelve a ser un instrumento de poder de unos españoles contra otros. El partido Podemos celebra el miedo de sus «enemigos» como victoria. «El miedo va a cambiar de bando». Siempre hay uso político del miedo anteriormente. Pero solo esa conocida «estrategia del miedo» que intentaba movilizar el voto a favor de la opción propia desertando temores a otros. Lo que no habíamos visto desde la dictadura –exceptuando una vez más al terrorismo– es la voluntad de una fuerza política, Podemos, de generar miedo y terror en los rivales. Como tantos otros trucos populistas, movimientos tácticos y criterios políticos estratégicos subversivos, Podemos se ha traído técnicas de Venezuela donde, bajo control cubano, sus mandos fueron asesores bien asesorados, también en guerra psicológica, en producir miedo en el campo enemigo. Ahí está el tic-tac-tic-tac de Hugo Chávez, repetido mil veces por todos los líderes de Podemos que prestaron servicio en Venezuela y otros países de la órbita del siniestro Foro de Sao Paulo. Necesitan generar miedo a la libertad entre su público para que busque cobijo en sus promesas de protección e igualdad impuesta. Y necesitan generar miedo en el resto de la sociedad para que no reaccione contra la amenaza que suponen para la libertad. Fomentan el miedo a la libertad en unos y el miedo a proclamarla y defenderla en los demás.

La irrupción el miércoles en el Congreso de sus diputados fue la escenificación del espectáculo virtual que fueron hasta hace dos años los tuits violentos en que pedían guillotina, tortura y muerte contra el Rey o políticos de derechas. No se trata solo de robar protagonismo, sino de destruir las formas pactadas de conducta. E intimidar. Rompen toda convención en su avance hacia la destrucción de unas leyes que también lo son. Con éxito. El miedo a enfrentarse a una fuerza con convicciones puede más que el difuso miedo a perder la libertad de quienes no distinguen ya convicciones de intereses particulares y conveniencias personales. En el Congreso se vio. Nadie levantó la voz y se puso firme frente al miedo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s