UN REGALO ARGENTINO

 Por HERMANN TERTSCH
   ABC  Martes, 24.11.15

 El mero hecho de que haya triunfado un discurso combativo de denuncia de las perversiones que atan a Argentina al tercermundismo resulta esperanzador

ES cierto que hay mucha acritud en la vida política española. Que el revanchismo y el guerracivilismo han acabado con la razonable cordialidad que reinaba en la política desde la transición hasta allá el año 2000. Pero siempre hay sitio para el humor. Así, nadie negará que tenemos una izquierda muchas veces muy graciosa. Aunque siempre desde luego de forma involuntaria. Hace gracia ver cómo se emociona en defender la miserable dictadura de Cuba que dura ya 57 años, mientras se escandaliza solemnemente con la de Pinochet, que duró 16 –la brevedad es una calidad en la dictadura–, y acabó hace más de un cuarto de siglo, y se disolvió voluntaria y pacíficamente dejando un Chile en magnífico estado. Pero ayer estaba especialmente divertido su sector tertuliano radiofónico explicándonos las bondades de Juan Domingo Perón, ya saben, aquel militar argentino que llegó al poder mediante un golpe. No solo con Fidel Castro y con Hugo Chávez demuestra la izquierda española una y otra vez su debilidad por los milicos «aliados con el pueblo». Por eso, y por la quiebra de seguridad que supuso, tuvieron muchos escalofríos cuando se supo que las Fuerzas Armadas de España han estado años bajo órdenes de un militar que se ha revelado como un enemigo de nuestra Constitución. Y colaborador de asesores de militares golpistas como los dirigentes de Podemos.
Nada hay tan entretenido como un izquierdista español liándose en la madeja explicativa del peronismo, ese pensamiento mágico que convierte a los obreros en matones, a los sindicalistas en hampones y a los políticos en mafia. No hay mal más pertinaz en el Cono Sur que esa pócima de mentira y violencia que, más que ideología, ha sido pretexto para el expolio organizado y la total injusticia en desorden. Nuestros infatigables antifranquistas aquí se nos hacen peronistas sin saber lo mucho que se parecieron Perón y Franco. Perón no se inspiró en la política social de posguerra de Franco con José Antonio Girón de Velasco. La copió directamente. Y eso casa fatal para un análisis con los anteojos de prisma antifranquista. Difícil explicar Argentina y todo. Ese prisma los deja ciegos. Por eso no hacen ya política con la realidad y pretenden hacerla con los sentimientos, eso que suele acabar tan mal.

Estaban lamentando esos tertulianos la mejor noticia política que nos llega de Argentina en décadas. La victoria de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales no garantiza nada en un país postrado por el desprecio a la ley, el entramado ilegal y brutal de intereses, la arbitrariedad sistemática, la cultura del abuso y la mentira. Con un cinismo paralizante que impregna a toda la sociedad. Pero el mero hecho de que haya triunfado un discurso combativo de denuncia de las mayores perversiones que atan a Argentina al tercermundismo resulta esperanzador. No solo para esta nación que siempre sorprende por su capacidad de hacerse daño y mutilar sus inmensas posibilidades. Es una esperanza para toda Latinoamérica, porque cae un baluarte importante del entramado del «socialismo del siglo XXI», la inmensa mafia político económica del llamado Foro de Sao Paulo. Bajo el carisma, talento organizativo y los petrodólares de Chávez lograron tener inmenso poder hegemónico en Suramérica con su organización multinacional ideológica de gobiernos, compañías, carteles, organizaciones políticas, terroristas y subversivas en todo el mundo. Los Kirchner, la mafia bajo bandera peronista, eran pieza principal. El mundo es hoy –como dicen los norteamericanos cuando muere un enemigo– un lugar un poquito mejor. Gracias a los argentinos. Y veremos los efectos de esta esperanza sobre Venezuela, la mayor víctima de la aventura ideológica demente y criminal del socialismo del siglo XXI, que vota el próximo día 6 de diciembre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s