MAL MOMENTO PARA LA FARSA

 Por HERMANN TERTSCH
  ABC  Martes, 10.11.15

Todos los miembros de la UE van a entender el desvarío separatista de Mas como una agresión a la estabilidad común

No podía elegir Artur Mas un momento peor para su huida definitiva hacia delante y asumir ya evidentes responsabilidades penales. Ya no va a poder salvarle ni el Gobierno de Mariano Rajoy, que por evitar el conflicto y por sus ansias infinitas de armonía ha dejado que el ya expresidente de la Generalidad llegara tan lejos. E implicara a tantos en un delito que comenzó a gestarse, organizarse y también a ejecutarse antes del ecuador de la legislatura. No ha elegido peor momento porque avanzamos directamente hacia una situación de alarma en Europa en la que todos los miembros de la Unión Europea van a entender el desvarío separatista de Mas y compañía como una agresión a la estabilidad común. Y no es nada improbable que pronto sean otras capitales europeas las que presionen al Gobierno español, al saliente o al entrante, para que tome medidas más severas contra el delito del separatismo, de traición, que hasta ahora han observado con más incredulidad que indignación.
Un caudillo regional dedicado a desestabilizar a España es lo último que quieren soportar ahora quienes van a tener que tomar gravísimas medidas por una crisis de refugiados en la que nos jugamos, y ahora va en serio, la supervivencia de la UE. Y nuestra seguridad. Los problemas a los que se enfrenta ahora Europa ya no son de dinero. Son mucho peores por ello. Son fortísimas las tensiones en Alemania y Suecia, los dos países que más refugiados han recibido. Lo son las que se producen en los países de paso de los refugiados en los Balcanes y Centroeuropa, que ven sus fronteras convertidas en causa de conflicto y potencial escenario de catástrofes. El cierre de una sola de esas fronteras, por no hablar de la alemana, puede provocar allí un empantanamiento de centenares de miles de personas en este invierno con el peligro de gravísimos disturbios. La propia Merkel ha hablado del riesgo de conflictos armados en los Balcanes. Las masas que se han puesto en movimiento para llegar a Alemania –400.000 han llegado a Baviera solo desde septiembre– no se han dejado ni dejarán frenar ni disuadir por las fronteras o fuerzas armadas. Nadie descarta ya ni el uso de la fuerza ni una catástrofe humana.

Pero en primer orden está en juego la cancillería de Alemania. Ni más ni menos. Los apoyos a Angela Merkel se debilitan con rapidez inaudita. La revuelta de las bases comenzó poco después de su decisión del 4 de septiembre de aceptar a todos los refugiados que quieran ir a Alemania. Hoy el malestar contra ella se extiende por toda la sociedad. En el partido está cada vez más aislada. La canciller ha asumido esta causa de los refugiados como su bandera política irrenunciable, con la que triunfará o caerá. Dicen miembros destacados del partido que sus posibilidades de mantenerse se deben ante todo a que no hay un sustituto de consenso en el partido. Wolfgang Schäuble tiene en su contra su paraplejia, debida a un atentado, y sus difíciles relaciones con muchos aliados europeos. Pero el reto capital va a ser mantener la cohesión y unidad europea. Países centroeuropeos se rebelan abiertamente contra los intentos de Merkel de compartir la política de refugiados. Y en el oeste las dificultades son más discretas, pero no menores. Nadie oculta el regalo que para el Frente Nacional en Francia supone la situación en permanente deterioro. Así las cosas, la España unida es un imperativo para los europeos, que si en algo están de acuerdo con Merkel hoy es en que el nacionalismo es la plaga a combatir en un momento de extrema gravedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s