LA TASCA SUPREMA

Por HERMANN TERTSCH
 ABC  Viernes, 24.07.15

Rajoy y Sarkozy parecen hacer planes creyendo que Europa tiene todo el tiempo del mundo para sus planes personales

NICOLAS Sarkozy estuvo hace poco en Madrid invitado por Mariano Rajoy. Una de las principales razones de este viaje debió de ser ir juntos a comer a la Tasca Suprema en la calle Argensola. Allí en la última mesa, el soriano Fernando y su hijo José los tratarían, estamos seguros, de miedo. A Rajoy lo tratan tan bien allí desde que era jefe de la oposición. Acudía muy asiduamente con su jefa de prensa y su escudero mochilero y hacían larga sobremesa, puro va, puro viene. ¡Qué tiempos! Nunca ha tenido prisas ni agobios nuestro presidente, ya célebre por declararse «cómodo y tranquilo» hasta el pasado 25 de mayo, el día en que miles de miembros de su partido habían perdido el cargo y el trabajo. Y escuchaban sin dar crédito a su jefe, embargados todos ellos por un miedo existencial que pronto contagiaron a millones de españoles. Porque aquel fue también el día en que la mayoría de las ciudades de España habían caído en manos de una marabunta bárbara de comunistas, radicales e iluminados que, como era previsible, ya ha lanzado las primeras oleadas de agresiones contra todos los españoles que no comparten ni aplauden sus delirios. Cuando tantos datos económicos nos dicen que España podría consolidar un periodo de crecimiento para solventar algunos de sus principales problemas, todo apunta a que el desprecio a la política de Rajoy se vengará en los españoles. La política irracional que se anuncia triunfante abortará nuestra recuperación y dará un gravísimo golpe, quién sabe si de gracia, al proceso de unidad europea y al euro. Soberbia, inanidad e indolencia han abierto las puertas a los nuevos bárbaros que, si se imponen, sacarán definitivamente a Europa de sus cuadernas. Y el norte se irá con Alemania y el sur se desperdigará, fracasado, precario y peligroso.

Algunos no parecen ver los peligros. O creen que tienen toda una vida por delante. Algunos malvados pensarían en que el expresidente francés vino a Madrid a explicarle a Rajoy cómo sobrevive uno a una catástrofe electoral de las de verdad, de las que afectan a uno mismo, personalmente, no de las que liquidan a los pringaos de los ayuntamientos y a los barones. Quizás, habrán dicho, Rajoy esté preparando ya, con ayuda de Sarkozy, su retorno como candidato del PP para el año 2020. Tras cuatro años de oposición. O quizás no le importe perder esas también y espere al 2024. Sin prisa. Porque sería un chiste que Rajoy sueñe con gobernar él la próxima legislatura. Aunque lo pueda hacer el PP en milagrosa coalición con Ciudadanos. Sarkozy salió muy por la puerta de atrás del Elíseo en el 2012. Tras una presidencia de la República que perdió rotunda y merecidamente después de un mandato sin cumplir nada de lo prometido ni haber hecho nada de lo necesario. Sarkozy no tiene planes para Francia, un país esclerótico que ha fracasado ya en la apuesta de mantener un tándem con Alemania como núcleo duro del euro y de la UE. Tiene el plan de echar a Hollande y ponerse él. Su principal apuesta ideológica ha sido cambiar el nombre de su partido, de UMP a Republicanos, y dejar que sus dirigentes viajen a Crimea para celebrar a Putin. Y disputar a Le Pen algunos de los millones que el Kremlin reparte entre partidos en Francia y el resto de Europa. Con esos mimbres políticos e ideológicos, es decir ningunos, Rajoy y Sarkozy parecen hacer planes creyendo que Europa tiene todo el tiempo del mundo para sus planes personales. Como una sobremesa en la Tasca Suprema. Y lo cierto es que España y Francia están en periodo de descuento. Como lo está Europa entera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s