EL CALIFATO Y NUESTRO FRACASO

Por HERMANN TERTSCH
  ABC  Sábado, 27.06.15

Nadie muestra el suficiente interés como para invertir vidas de combatientes contra el EI

El Estado Islámico demostró ayer que mantiene toda su voluntad y capacidad de matar y aterrorizar a todo el que no se doblegue a su poder. Y que cada vez está más capacitado para coordinar por el mundo su brutal forma de manifestar su entrega total y fanática al proyecto de expansión yihadista y triunfo final. Pero sobre todo ha recordado a todo el mundo que un año después de proclamarse el Califato y anunciarse muy solemnemente una amplia alianza internacional para una guerra contra el mismo, ese Estado Islámico, acosado y atacado por todos, es más grande que nunca, sigue creciendo y los reveses que sufre los compensa tarde o temprano. Hoy se puede viajar por el Califato desde casi los suburbios de Bagdad hasta muy cerca de Damasco. Tiene playas en el Mediterráneo y práctica capacidad para regular el tsunami de la inmigración hacia Europa desde la otra costa. Los ataques aéreos debilitaron inicialmente a sus fuerzas, pero la certeza de que solo han de combatir sobre el terreno con los kurdos y los maltrechos ejércitos sirio e iraquí las ha vuelto a reafirmar y ha intensificado su expansión.

El Estado Islámico ha celebrado por tanto este aniversario del Califato con lo que mejor hace y más le satisface: sembrando de muertos un viernes negro de Ramadán con ataques en tres continentes. En Túnez, Kuwait, Somalia, Siria y Francia murieron ayer más de un centenar de personas porque el Estado Islámico tiene capacidad organizativa y porque la comunidad internacional le deja usarla. El mundo no puede pararlo porque no parece querer. Y nadie muestra el suficiente interés como para invertir vidas de combatientes sobre el terreno. Por eso, mientras no haya decisión de una alianza seria, decidida a atacar y no dejar de hacerlo hasta destruir este estado islamista terrorista, sus estructuras, su ejército, sus mandos y su vida cotidiana, tendremos un enemigo cada vez más fuerte, con mayor seguridad y autoestima y fuerzas para golpearnos donde menos lo esperemos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s