ECKEHARDT TERTSCH «Días de ira» de Hermann Tertsch

Por RAMÓN PÉREZ-MAURA
   ABC  Sábado, 25.04.15

No muchos tienen valor para ejemplificar con los errores de los suyos los que perpetró la mayoría de sus compatriotas

COMO el propio autor comentaba ayer en esta misma página, esta semana se ha publicado su libro «Días de ira». Es un muy duro ensayo sobre la evolución de España tras la barbarie del 11-M y hasta nuestros días. Un crimen que se llevó no solo tantas vidas, sino que también fue aprovechado para acabar con la convivencia superadora del pasado que se gestó en la Transición y de la que Zapatero nada quería saber. Y sus alumnos aventajados de Podemos, menos. Una reflexión que a nadie dejará indiferente. Pero lo que a mí más me ha impresionado del libro es el paralelismo que hace Hermann Tertsch entre la España de la hora presente y la Alemania de la década de 1930.
Con un gesto de honestidad intelectual difícil de superar, Tertsch ejemplifica el auge del nazismo alemán y la forma en que subyugó a las clases medias educadas y cultas en la persona de Eckehardt Tertsch, su padre. Que en este país –llamado España– en el que parece que nunca hubo franquistas porque se evaporaron de la faz de la Tierra en noviembre de 1975 alguien se atreva a narrar en 2015 el paso de su progenitor por el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán demuestra una hechura poco común. No fue un nazi de la primera hora. Antes al contrario, era un anglófilo, graduado en el Theresianum de Viena y miembro de la Unión Paneuropea del conde Richard Coudenhove-Kalergui, donde era compañero de militancia de gentes como Albert Einstein, Thomas Mann o Sigmund Freud. Y fueron gentes como él las que cayeron bajo el influjo de los nazis y creyeron en su promesa de orden frente al caos de la República de Weimar o la realidad de la Austria enanizada después de que Clemenceau proclamara en Versalles que « L’Autricheserácequireste ». Entonces se hablaba de «democracia decadente» y se descalificaba este sistema político con argumentos que apenas distan milímetros de los que hoy emplean los nuevos totalitarios cuando hablan de la «lacra del bipartidismo». Y una mayoría de gente ilustrada les siguió. Y lo hizo sin que Hitler y su partido contaran para llegar al poder con un duopolio televisivo dedicado a tiempo completo a jalear su intento de acabar con el sistema.
Tertsch no intenta reivindicar la figura de su padre ni perdonarle el haber sido nazi ni aunque Eckehardt conspirara para asesinar a Hitler y pasara el final de la guerra prisionero en el campo de Sachsenhausen. Todo lo más, en una escena conmovedora, relata cómo vio llorar a su padre la madrugada del 24 de enero de 1965, cuando despertó a sus tres hijos y los cuatro juntos escucharon en la BBC, de pie en medio del salón de su casa de Maestro Lasalle 32, de Madrid, el largo obituario por la muerte de sir Winston Churchill.

No hay mucha gente que tenga el valor necesario para ejemplificar con los errores cometidos por los suyos los que fueron perpetrados por la mayoría de sus compatriotas. Y debe de ser especialmente difícil hacer eso cuando estás constantemente en el disparadero de los nuevos totalitarios de nuestro tiempo. Y cuando escribes un libro en el que hay crítica para todos. En verdad la hay para tantos que mientras escribo este artículo en el AVE tengo sentado a mi lado uno de los que se llevan un mandoble. Pero es, por encima de todo, una muestra de insobornable integridad intelectual ante la que hay que rendirse, tanto en lo que se comparte como en lo que se disiente. Porque alguien que ya antes de éste escribió un ensayo titulado «Libelo contra la secta» corre el riesgo de cumplir la cita de Ramiro de Maeztu fechada en 1936: «Me aplastarán, como a una chinche, contra mis libros».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ECKEHARDT TERTSCH «Días de ira» de Hermann Tertsch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s