UN ENEMIGO OMNIPRESENTE

Por HERMANN TERTSCH
  ABC  Sábado, 21.03.15

Túnez es el único país en el que la Primavera Árabe no acabó en catástrofe sino en un proceso constituyente

Los 23 muertos en el atentado de Túnez hace tres días entran en la lista de víctimas de Estado Islámico (IS) que reivindicó la autoría. Los 19 muertos extranjeros dan especial espectacularidad y relieve a la noticia en todo el mundo. Lo que el aparato de propaganda del yihadismo siempre utiliza, con esa especial sensibilidad mediática que parecen conferirle los muchos occidentales que trabajan dentro. Por el contrario, los cerca de 150 seres humanos destrozados ayer por dos bombas en mezquitas chiíes en el sur de la capital del Yemen no tendrán probablemente verdugo oficial porque allí se mata sin guardar el protocolo. Por la identidad de los muertos y las mezquitas se puede situar la autoría en ese mismo movimiento del extremismo suní que actúa desde África hasta Afganistán. Yemen es ya un estado fallido que todos parecen querer ignorar. Da la impresión de que nadie quiere mandar allí ahora ya ni drones siquiera.

Túnez es otra cosa. Porque está aquí al lado para todos los países del Mediterráneo. Es el único país en el que la llamada Primavera Árabe no acabó en catástrofe sino en un proceso constituyente mínimamente razonable. Esto ha sido así porque ha prevalecido la larga tradición laica de Túnez. Y las fuerzas islamistas han tenido que plegarse ante esa lealtad institucional habida. Pero con la vecina Libia en gran medida ya en manos cercanas u obedientes a EI, podría estar en marcha la desestabilización de esa rara pieza tranquila en la costa norte africana. Aunque Marruecos da buenas señas de mantener su estabilidad, Libia está fuera de control y existe enorme preocupación con Argelia a corto plazo. En todos se mueve el mismo, omnipresente enemigo. Y no parece haber en Occidente ningún criterio para combatirlo sino dar cada vez más poder y espacio a Irán y sus diversos secuaces. Esta estrategia podría revelarse pronto tan catastrófica como fue en su día armar contra la URSS a los muyaidines en Afganistán. Hay que reconocer que si somos fieles en algo, es en repetir nuestros errores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s