EL NAUFRAGIO VENEZOLANO

Por HERMANN TERTSCH
ABC Sábado, 27.12.14

Venezuela es un país en el que en la calle puedes encontrar antes la muerte que los productos de la cesta de la compra

     La verdad es insoportable en esta Venezuela de finales del 2014. Por eso apenas se escucha ya ninguna en los medios controlados por el régimen chavista del presidente Nicolás Maduro, que son casi todos. No solo en los medios al servicio del chavismo se huye de toda verdad, sino que se escuchan las burdas mentiras que pretenden luchar contra la terrible realidad de la vida cada vez más primitiva, insegura, angustiosa y menesterosa del maltratado pueblo venezolano.

     El Banco Central Venezolano ha dejado de publicar informes sobre la economía, sobre precios y escasez. Pueden costar caros. Con la inflación desbocada ya y el barril de petróleo a poco mas de cincuenta dólares, la mitad que hace un año, la economía venezolana, o lo que quedaba de ella, ha entrado en colapso.

     Maduro no puede pagar nada y a nadie. Y tiene que aplicar medidas de economía de guerra en vez de las dádivas tan habituales cuando, como ahora, se enfrenta a un año electoral. Con la población ya en estado de emergencia, por pura lucha de supervivencia. En un país donde tienes más posibilidades de encontrar en la calle la muerte que los productos de la cesta de la compra que buscas.

     Pero el presidente solo sabe lamentarse de conspiraciones a las que culpa de todos sus males. Al hundimiento del precio del crudo se unen ahora las sanciones de Washington contra cuadros del régimen.

     Pero es sobre todo el acuerdo de Washington con La Habana lo que tiene desencajado al régimen. Ni con todo el aparato del estado venezolano cuajado de agentes cubanos y con su permanente suministro gratuito de petróleo a la isla ha logrado Maduro ser tratado en Cuba como algo más que un lacayo. Durante este año han negociado los Castro con Obama un apaño para sobrevivir ellos. A costa de abandonar a su suerte al ridículo, inepto y desistido Maduro. Cuya disparatada aventura naufraga sin remedio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s