PRUEBA DE FUEGO

Por HERMANN TERTSCH
ABC Martes, 28.10.14

Justo 25 años después de que se borraran los últimos vestigios de las grandes guerras, vuelve a estar cuestionada la supervivencia de la UE

ES como si todos se hubieran puesto de acuerdo en el centenario del comienzo de la I Guerra Mundial en conmemorarla con una constelación de pequeñas catástrofes que parecen estar a la espera de unirse en gran hoguera histórica. Un siglo después de aquella terrible catástrofe con decenas de millones de muertos, todo son amenazas para la UE. Por primera vez Europa goza de unidad en libertad y razonable prosperidad. Pero justo veinticinco años después de que la caída de muros, fronteras y dictaduras comunistas borraran los últimos vestigios de las grandes guerras, vuelve a estar cuestionada la supervivencia de la UE. «Nunca hemos estado tan cerca del fracaso de la UE como ahora», decía hace una semana Joschka Fischer, exministro de Exteriores alemán.
Después de la crisis del euro y de años de zozobra, una mayoría de europeos desea encarecidamente creer que la recuperación llegará pronto para todos. En España, uno de los que más han sufrido por su propia debilidad, sus errores, mentiras y gobernantes, esas ansias son angustia. Y llevan a reacciones irracionales. Eran muchos los que anunciaban que todo podía complicarse. Y así será. Se temen los efectos políticos de esta nueva frustración. La radicalización hacia políticas populistas, autoritarias y antidemocráticas se dispara. Entre quienes no han hecho reformas, como Italia y Francia. En quienes se resisten a continuarlas, como España. En quienes se han dormido en laureles, como Alemania, o quieren estar al margen, como el Reino Unido.
Hay contingencias que tumban cualquier plan. Así sucede con las guerras. La agresión de Rusia a su vecina Ucrania, con la invasión y anexión, no ha arrastrado a la UE ni a la OTAN a la guerra. Pero para evitar que así sea en un futuro próximo tienen que parar los pies a Vladímir Putin y a su régimen, ya abiertamente despótico y expansionista. El coste de las sanciones es alto. Pero más cara es la guerra. Pero hay otro conflicto bélico. El que ha traído la creación del Estado Islámico. La terrible realidad es que, aunque el califato yihadista tienen hoy sus territorios en Siria e Irak, Europa es ya un continente totalmente penetrado por sus fuerzas. Si son muchos miles ya los musulmanes europeos que combaten en Oriente Medio, son millones a los que apela este Califato Terrorista para destruir la sociedad abierta que los acogió a ellos o a sus padres o abuelos. La guerra entre kurdos y yihadistas ya se ha trasladado a las calles de ciudades alemanas. Y son previsibles también los choques violentos entre estos grupos y fuerzas de los países anfitriones, cada vez menos dispuestos a la tolerancia ilimitada.
El otro elemento que amenaza con dinamitar la UE es sin duda el ideológico. Los países más ricos y desarrollados buscan sus soluciones en mayor autoridad, orden y esfuerzo, por lo que su populismo tiende a la extrema derecha. Mientras, en el sur, son las fuerzas del igualitarismo y el resentimiento social que movilizan hacia la extrema izquierda. Grecia podría tener tras elecciones anticipadas en 2015 un gobierno de extrema izquierda. Una España hundida en el fracaso político y la corrupción quizás imite a Grecia. Nadie sabe qué puede pasar en Italia. Los países del norte tendrán nula tolerancia para renovadas ayudas a un sur en regresión a ideologías pretéritas. Las fuerzas antieuropeístas crecen en todos, en ricos y pobres. Con problemas graves de defensa exterior, nacionalismos agresivos, seguridad interior, inmigración descontrolada, crisis en la competencia globalizada y corrupción, será previsiblemente la polarización ideológica, casi cultural, el mayor obstáculo a superar si los europeos quieren seguir viviendo juntos dentro de un lustro o dos. El 2015 se anuncia como prueba de fuego.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s