DEL ABRIGO EN TIEMPOS GÉLIDOS

Por HERMANN TERTSCH
ABC Viernes, 25.04.14

En junio de 2011, Washington advirtió que se había acabado la fiesta por la que EE.UU. pagaba la seguridad europea

DICEN que la mayor parte de las muertes que se producen en montaña son debidas a la inconsciencia. Gentes de la ciudad se lanzan a la aventura sin la información y el equipo necesarios y se ven sorprendidos por bruscos cambios del tiempo. Los avisos sobre los peligros de la montaña los tienen olvidados en su vida de previsible cotidianidad urbana. Y con la sorpresa y el imprevisto llega la tragedia. Las sociedades europeas parecen en estos momentos todas ellas los habitantes de una consentida ciudad residencial en una cálida costa que aún no saben que van a tener que subirse a una hostil y escarpada sierra para escapar de los efectos de un terrible tsunami. Hay ya quienes saben que la placidez barata de la playa se ha acabado. Y que hay que equiparse para la alta montaña. Pero no se atreven a estropearles el humor a sus conciudadanos con advertencias agoreras y conminaciones a pertrecharse para tiempos gélidos en las alturas. Aunque los signos de alarma son tales que ya surgen gentes responsables y con coraje para proclamar las malas nuevas y exigir esfuerzos y gastos para evitar lo peor. De momento ha pasado en Suecia.
El gabinete de la Alianza Conservadora de Frederick Reinfeld anunció una profunda revisión de sus conceptos de defensa. Y se recordó un incidente que dice mucho de la defensa de las democracias europeas. Hace meses se detectó una maniobra muy sospechosa de aviones de guerra rusos cerca de Gotlandia. Hubo momentos de alarma y se evaluó la necesidad de enviar cazas propios a su encuentro. No había en disposición de intervención inmediata ni un solo caza-bombardero. Aquello fue en abril del 2013, y se ha confirmado que la maniobra rusa era la simulación de un ataque a objetivos suecos. Ante la falta de credibilidad de la disuasión nuclear, la seguridad e integridad de la Europa oriental y septentrional depende básicamente de la buena voluntad del Kremlin de Vladimir Putin. A nadie debe extrañar que, visto lo visto, eso a muchos ahora les parezca muy poco. Tras anunciar Suecia un aumento del presupuesto militar, con la previsión de compras de aviones y submarinos, Noruega hace lo mismo. Finlandia lo hará y la presencia de la OTAN en el Báltico y Polonia habrá de hacerse permanente. De momento hablamos de los países más cercanos a las fronteras rusas. Pero la clave, una vez más, de cara a una defensa europea creíble, está en Alemania.
Como todos los demás, salvo excepciones como Austria, Alemania abolió su servicio militar obligatorio. Y la cultura de la defensa, por consideraciones históricas obvias, está aún más lastrada que en las demás sociedades europeas. Los partidos alemanes han celebrado siempre todos la permanente y muy popular reducción de los gastos de armamento. Como en toda Europa. Pocas medidas son tan aplaudidas por los electorados. Y nadie se inmutó cuando en junio de 2011, Washington, por boca de Robert Gates, advirtió que se había acabado la fiesta por la que EE.UU. pagaba la seguridad europea. Y los europeos se la ahorraban y encima presumían de pacifistas y sociales. Y en sus campañas electorales tachaban al protector de belicista. Ahora estamos muy cerca del escenario del tsunami y la subida al risco. Las tropas rusas están movilizadas, de hecho ya violando otra frontera. Y después podría ser otra y otra. Lejos de Rusia todos siguen en la playa. Pero convendría que fueran ya pensando en gastar algo en abrigo. No vayamos a acabar, desnudos, inermes y entregados, definitivamente sin el sol de la libertad, implorando protección al señor de las tinieblas.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s