SOVIETIZACIÓN CARIBEÑA

Por HERMANN TERTSCH
ABC Sábado, 23.11.13

En Venezuela solo caben dos opciones: la guerra civil o la dictadura

Tenía que llegar en este proceso de colapso general de Venezuela. La deriva desde la muerte de Chávez ha agotado todo margen para soluciones más civilizadas. Como en la Rusia bolchevique, cuando ya nada funciona y el suministro básico encalla sólo caben dos opciones para que el poder no sea arrollado: la guerra civil o la dictadura. La Rusia bolchevique tenía ambas. A Maduro le basta con la dictadura que la Ley Habilitante ya instauró oficialmente el martes. Si bien nadie excluya que esta soterrada guerra civil que el régimen ha puesto en marcha, pueda adquirir formas más clásicas. Aunque la dictadura ya había llegado tras el golpe cubano con la muerte de Chávez, su constitución oficial ha llegado esta semana. Tras hacerse con los poderes especiales en esta versión caribeña del «Ermächtigungsgesetz» de Hitler del 23 de marzo de 1933, Maduro ya dictó el jueves sus primeras leyes sin engorros parlamentarios. Todo dictador tiene en sus comienzos una ley habilitante que le permite dictar las leyes. También Nicolás Maduro la necesitaba. Aunque después lleguen órdenes de La Habana. Maduro dictó la Ley para el Control de los Costos, el Control de las Ganancias y la Protección de la Familia y la Ley de creación del Centro Nacional de Comercio Exterior que controlará todas las importaciones, exportaciones y divisas. La sovietización de las estructuras administrativas da así un salto cualitativo. El control total por el régimen de todas las actividades económicas, comerciales y sociales es un hecho. Después de hacerse con el poder absoluto, hablar de otras extravagancias de Maduro puede parecer divagar en anécdotas, pero él ya ha anunciado que regalará a cada universitario y escolar una tableta Samsung. Mientras pone en busca y captura a un número de empresarios. Hoy se enfrenta el recién estrenado dictador con la manifestación convocada por la oposición. Todos saben que Maduro no piensa en un año. La manifestación es el primer pulso en la nueva situación. No exento de peligro. Porque la dictadura podría recurrir a la guerra si cree necesitarla.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s