NO CORRAS, OBAMA

Por HERMANN TERTSCH
ABC Domingo, 10.11.13

Hay quienes sugieren que la actitud de EE.UU. tiene mucho que ver con las ganas de firmar

Hay ocasiones en las que muy entusiasmadas noticias de rápidos avances en una negociación nuclear producen mucha menos alegría que preocupación. Y hay veces que se reciben con muy razonable alivio las noticias de un estancamiento de unas conversaciones armamentistas y de un alejamiento de las posibilidades de un acuerdo. Eso es lo que sucedió ayer con las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán. En ellas participan un grupo compuesto por Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y la UE, con EE.UU. a la cabeza, por un lado y el régimen islamista de Irán por otro. Durante toda la semana que concluye, la delegación norteamericana ha distribuido tanto y tan potente optimismo sobre las posibilidades de un rápido acuerdo, que muchos se han asustado. La prisa de Obama da miedo. Y fue Francia la que al final asumió el papel de aguafiestas. El ministro de Defensa, Laurent Fabius, dejó claro que había muchos puntos aun insatisfechos y que las expectativas de un rápido acuerdo no eran realistas. Las expectativas se habían disparado por la llegada del secretario de Estado, John Kerry, que interrumpió un viaje por Oriente Medio para acudir a Ginebra. Todos están interesados en aprovechar para comprobar el grado de sinceridad de lo que algunos creen es una disposición real de Teherán a negociar su programa nuclear. Pero desde la mesa de negociación hay quienes dejan entrever que la actitud norteamericana tiene menos razón en avances reales con garantías que en las ganas de Washington de firmar. La aplicación de sanciones a Irán ha llevado muchos años y un ingente esfuerzo internacional. Hoy son muy eficaces y tienen estrangulado al régimen iraní. Nadie quiere replantearlas a cambio de vagas promesas o pasos incompletos. Las ansias de la Casa Blanca de reivindicar su falta de acción contra Irán y dar brillo a un triste expediente de política exterior de Obama se entienden. Pero no se comparten.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s